Meritorio cuarto lugar de jabalinista Ulicer Aguilera en Paralìmpicos de Tokio

Escrito por Manuel Asseff Blanco | Foto: Calixto N. Llanes, enviado especial

Con récord para el continente americano de 59.89 metros (m), Ulicer Aguilera alcanzó hoy un meritorio cuarto lugar en la final del lanzamiento de la jabalina, categoría F13, en el atletismo de los Juegos Paralìmpicos con sede en Tokio.

La Habana, 2 sep (ACN) Con récord para el continente americano de 59.89 metros (m), Ulicer Aguilera alcanzó hoy un meritorio cuarto lugar en la final del lanzamiento de la jabalina, categoría F13, en el atletismo de los Juegos Paralìmpicos con sede en Tokio.

Desde su primer intento Aguilera logró marca personal en esa prueba con 59.83 m, y en su quinta oportunidad subió seis centímetros su cota individual, como muestra de una superación siempre importante.

El jabalinista de Cuba tenía como registro más destacado de por vida 58.91 m, conseguido hace dos años en el Campeonato Mundial de ese deporte que acogió, Dubái, en Emiratos Árabes Unidos, donde igualmente acabó en la cuarta posición.

Ahora en la capital japonesa volvió a estar cerca del podio de premiaciones, pero su gran actuación no le bastó para desplazar del tercer puesto al español Héctor Cabrera (61.13 m).

Leer más: 

Daniel Pembroke, con récord paralímpico de 69.52 m conquistó la presea dorada de esa especialidad; mientras el iraní Ali Pirouj (64.30 m) se agenció el metal de plata, según el sitio oficial de esa competencia.

Antes de Aguilera hoy también compitió por la isla la destacada velocista Omara Durand, quien aumentó su botín dorado en Tokio al llevarse el título en la final de los 100 m, categoría T12 (débiles visuales profundos).

Durand, junto a su guía Yuniol Kindelán, cumplieron los pronósticos que los daban como máximos aspirantes a llevarse el cetro en esa distancia, y con tiempo de 11.49 segundos repitieron la victoria conseguida hace cinco años en Río de Janeiro.

Para la santiaguera esa fue su séptima corona en ese tipo de eventos, para hacer crecer aún más su leyenda, con el añadido que sigue sin perder una carrera desde hace más de 10 años, sin dudas toda una hazaña digna de elogios.

Con anterioridad a ese éxito, la estelar corredora se adueñó del oro en los 400 m y todavía le queda por salir a la pista en los 200 m, prueba en la que debe reinar como lo hizo en 2016.

Hasta el momento, la delegación antillana suma cinco medallas en Tokio, tres oros, una plata y un bronce, todas conseguidas en el atletismo, para ratificar que es el deporte con mayores posibilidades por nación caribeña en esa cita paralímpica.

Visto: 261

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar

Medallero Portada