Atletismo cubano, alegrías y deudas en Juegos Olímpicos de Tokio

Escrito por Manuel Asseff Blanco

Discóbolas cubanas por cupo a la final en cita olímpica de Tokio

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ya son historia y para el atletismo cubano esa cita estival dejó algunas alegrías, pero también deudas por saldar en el futuro.

Una medalla de plata y dos de bronce fue la cosecha de Cuba en el deporte rey, por lo que se mejoró la actuación precedente de Río de Janeiro 2016, en la que solo pudo alcanzarse un tercer lugar por intermedio de la discóbola Denia Caballero.

Los saltadores de longitud Juan Miguel Echevarría y Maykel Massó; así como Yaimé Pérez en el lanzamiento del disco, alegraron a la afición deportiva de la isla con sus preseas, aunque una vez más no llegó el ansiado metal dorado.

Desde Beijing 2008, con los títulos conquistados por Yipsi Moreno en el lanzamiento del martillo, y Dayron Robles, en los 110 metros con vallas, en esa disciplina no se escuchan las notas del Himno Nacional en una lid bajo los cinco aros.

Juan Miguel saltó largo en Tokio y quiere otro más grande

Los medallistas de ahora en la capital japonesa trataron de cambiar esa historia, pero no pudieron pese a entregarse al máximo y competir hasta con molestias físicas.

Fue el caso de Echevarría, monarca del orbe bajo techo en Birmingham 2018 y bronce al aire libre en Doha 2019, que estuvo muy cerca de tocar la gloria, pero en el último salto el griego Miltiadis Tentoglu se lo impidió igualando los 8.41 metros (m) del cubano, pero con un mejor segundo registro.

En esa prueba merece también las palmas Massó, quien se lesionó después de su primer intento y ganó un meritorio bronce con 8.21 m.

Por su parte Yaimé, que llegaba a Tokio avalada por su presea dorada mundial hace dos años en suelo catarí, esta vez no pudo agenciarse la corona, pero se fue con su primera medalla olímpica y demostró una vez más que está en la élite de su modalidad.

Es cierto que muchos esperaban un poco más de ella -lanzó 65.72 m en la final-, aunque se mostraron a un gran nivel la estadounidense Valarie Allman (68.98 m), ganadora del oro, y la alemana Kristin Pudenz, quien con marca personal de 66.86 m le “arrebató” el premio de plata a la santiaguera en su penúltimo lanzamiento.

0-06-roxana-tokio-2020-0.jpg

Ahora bien, si hablamos de alegrías para Cuba en el atletismo de esa cita estival, hay que mencionar a la corredora Roxana Gómez, que sin ser medallista fue una de las sensaciones en ese deporte con su clasificación a la final de los 400 metros planos (m/p).

La joven atleta, pese a lesionarse en la carrera decisiva, tuvo una actuación digna de elogios en la vuelta al óvalo al mejorar dos veces su registro personal y bajar por primera vez de los 50 segundos.

En las semifinales de esa prueba la cuatrocentista de solo 22 años de edad había alcanzado el mejor registro de su vida con tiempo de 49.71 segundos, rompiendo por mucho su anterior crono de 50.76 conseguido en la primera ronda.

Gómez, con un mundo por delante en las pistas, mostró que con ella hay que contar en el presente y en el futuro de los 400 m/p a nivel internacional, donde ya es finalista olímpica y en París 2024 pudiera haber más sorpresas.

Octavo lugar para pertiguista cubana Yarisley Silva en cita olímpica

De vuelta a lo sucedido en Tokio, la pertiguista Yarisley Silva, subcampeona de Londres 2012, acabó en el octavo lugar y quizás diga adiós al deporte activo; mientras en idéntico puesto terminó la cuarteta femenina de 4x400 m/p, con la desventaja de no contar con su mejor corredora, Gómez, a causa de la lesión.

En el caso del saltador de altura Luis Enrique Zayas y la ochocentista Rose Mary Almanza quedaron por debajo de lo esperado al no avanzar a la final de sus pruebas, lo que era bastante posible si se miran sus resultados previos en la temporada.

Así, entre alegrías y deudas transitó el atletismo de Cuba en la recién concluida lid bajo los cinco aros, por lo que desde ya hay que prepararse para dentro de tres años luchar con todo en busca del oro que no ha podido obtenerse desde Beijing 2008.

Visto: 513

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar

Medallero Portada