Tokio 2020 también es escenario para hablar de superzapatillas y pistas ultrarrápidas

Escrito por César López Gil

 

Tokio 2020 también es escenario para hablar de superzapatillas y pistas ultrarrápidas

Tokio, 5 ago(ACN) Unas "superzapatillas" de Nike y la pista hecha con materiales y tecnología futurista en el Estadio olímpico de Tokio son temas también de los Juegos estivales, que traen de retorno la controversia sobre hasta donde deben impactar los avances científicos y tecnológicos en el deporte, sin que se desnaturalice el espíritu de la competición.

Avivaron el debate los excelentes resultados en varias modalidades de campo y pista de esta edición, con tres records mundiales incluidos, pues según muchos especialistas, deportistas, entrenadores y medios estas novedades ofrecen ventajas que no suelen ser "normales" y desvirtuan la igualdad que se supone es consustancial a las competencias.

Tales nuevas marcas llevan un signo impostado, algo "fake" (falso), según una reconocida personalidad del deporte.

Las Nike Air Zoom Maxfly usadas por unos pocos en sus carreras son un nuevo modelo que cuenta con una placa de fibra de carbono combinada con una espuma especial y superreactiva, capaz de ofrecer un retorno de energía del 85% en cada pisada, lo que genera sensación de propulsión.

Como si fuera poco aportan amortiguación sin sumar peso, lo que hace que siga siendo un calzado muy ligero.

Leer más: Relevo 4x400 comienza a soñar en Tokio con otra hazaña

Otras marcas también han hecho mejoras pero no llegan a estos niveles de eficiencia. World Athletics (WA), entidad que rige los destinos del deporte rey en el orbe, las ha aprobado pero no por eso están a disposición de todos los atletas.

Y por si fuera poco la pista olímpica parece estar diseñada y construida para que sobre su superficie surjan nuevas y nuevas marcas, a partir de mejoras tecnológicas impresionantes.

La compañía Mondo, y Andrea Vallauri como el genio detrás de la obra, emplearon gránulos de caucho en un tamaño y disposición específica que provocan un efecto que ayuda al rendimiento de los atletas.

“Cada vez que hay unos Juegos Olímpicos tratamos de mejorar la formulación del material y Tokio no ha sido diferente”, comentó el especialista, quien explicó que la pista es muy fina, y esos trozos de caucho no están en la superficie como ocurre en las canchas de pasto sintético, sino que están por debajo en un diseño hexagonal que crea pequeñas bolsas de aire

"No solo proporcionan absorción de impactos, sino que devuelven algo de energía al mismo tiempo. Un efecto trampolín. Hemos mejorado esta combinación y es por eso que vemos que la pista ha mejorado el rendimiento”, apuntó Vallauri.

Todo está dentro de las normas de la WA, expresó sin complejos, la pista cumple con lo que pidieron los organizadores de los Juegos, y además de facilitar la salud de los atletas al protegerlos de lesiones y traumas también "debería darles un empujón".

"Mondo" en su sitio web explica en detalles y con fruición toda la tecnología, y finalmente expone: "El resultado es un apoyo continuo de los pies del atleta, mayor estabilidad y menor movimiento lateral de la parte inferior de la pierna, todo lo cual contribuye a una mayor comodidad y rendimiento”.

La estadounidense Sydney McLaughlin, titular en los 400 metros con vallas quien rompió su anterior marca mundial, manifestó su deleite: “Puedes sentir el rebote. Algunas pistas simplemente absorben tu rebote y tu movimiento; éste lo regenera y te lo devuelve“.

Su compatriota Ronnie Baker lo expresó casi en términos de experiencia religiosa: “Se siente como si estuviera caminando sobre nubes. Es realmente suave ahí fuera. Es una pista hermosa.“

La realidad es que hasta ahora solo estará a disposición del Estadio Olímpico tokiota, habrá que ir hasta allí a correr para disfrutar de tales ventajas. Y construirla significa millones que muy pocos tienen, además de otros costos. No es justo, según clama la mayoría.

Para los críticos está fresca la controversia de los bañadores mágicos, creados a partir de combinaciones de poliuretano y neopreno y que cubrían de forma completa el cuerpo de los nadadores.

Fueron desarrollados inicialmente por la compañia Speedo a partir de 1995, a la que luego se sumarían otros fabricantes con nuevas mejoras y batallas publicitariasd. Se popularizaron antes y después de los Juegos de Beijing 2008 y generaron una inaudita explosión de records que puso a pensar a los jerarcas del olimpismo y la Federación Internacional de Natación (FINA).

La mayor flotabilidad que ofrecían le permitía al nadador vencer con más facilidad la resistencia opuesta por el agua y, en consecuencia mejores opciones de rebajar las marcas . Con ellos 255 récords del mundo fueron batidos en eventos de piscina larga y piscina corta de febrero de 2008 al 31 de diciembre de 2009.

Para el primer día del 2010 la FINA había decretado su prohibición luego de intensos debates, aunque dió como buenas las marcas conseguidas. Muchas de ellas se mantienen hasta hoy, 11 años después de instaurarse, y no se ha hablado más de los trajes Speedo y sus variaciones.

Será esté el mismo final para las superzapatillas y las pistas matarecords? No parece ser el caso, aunque hay una fuerte presión de muchas figuras prominentes de este deporte.

Uno de ellos es el hombre más rápido de todos los tiempos, Usaín Bolt, quien al referirse al nuevo calzado y otros cambios dijo que no entendía que su uso fuera autorizado, por las ventajas que tendrán quienes lo posean y la imposibilidad de la mayoría para acceder a la tecnología y al calzado.

Cuando me lo dijeron, no podía creer que esto fuera a lo que habíamos llegado, eso está dando una ventaja para correr aún más rápido. Es extraño e injusto para muchos atletas porque sé que en el pasado (los fabricantes) realmente lo intentaron y el organismo rector dijo: ‘No, no se puede’”, manifestó el gran corredor jamaicano.

Ganador de ocho medallas de oro olímpicas y 12 títulos mundiales, Bolt recordó que en su período de actividad atlética esta tecnología estaba prohibida en las distancias cortas. Con ella, aseguró al peródico ingles The Guardian, él hubiese sido “mucho más rápido” y que los 100 metros los hubiese completado “por debajo de 9,5 segundos seguro. Sin duda” .

Sebastian Coe, el doble campeón olímpico de los 1500 metros planos que dirige hoy la WA, ha sido enfático en que las zapatillas seguirán en uso y las pistas ultrarrápidas también se mantendrán.

Todo evoluciona en el deporte y también tienen que hacerlo la zapatilla, dentro de unos límites que no perviertan el espiritu del deporte", manifestó en una reciente entrevista de prensa. Dentro de una carrera este es solo uno dentro de muchos factores, argumentó.

Sobre las pistas dijo que estas también "han evolucionado, un 2 por 3 ciento más rápidas. Hay que entender que no hay escenarios perfectos. Que hay pistas más rápidas, pistas más lentas". Con la frase "en todos los deportes tienen que buscar el equilibrio del desarrollo tecnológico", zanjó la cuestión.

Lo cierto es que el debate seguirá abierto, y las innovaciones tecnológicas continuarán impactando en el desarrollo deportivo, ayudando a la especie humana a elevar su rendimiento para superar sus límites físicos y mentales.

Detrás de cada jalón científico y herramienta técnica habrá enormes intereses de multinacionales que invierten millones en desarrollarlas e introducirlos, con los propósitos mercantiles que son consustanciales a estos emprendimientos. Los primeros y principales beneficiados serán aquellos que tengan lazos con esas compañías, o disfruten de grandes contratos de representación, o los superdotados que son focos de atención publicitaria mundial.

Para la gran mayoría las cosas serán más lentas, o quizás no lleguen nunca. Es una realidad de la que el deporte no escapa en esta poco equitativa sociedad postmoderna.
 

Visto: 1232

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar

Medallero Portada