Con la estadounidense McLaughlin en los 400 con vallas, cae tercer record mundial en el atletismo olímpico

Escrito por César López Gil|Foto: olympics.com

Con la estadounidense McLaughlin en los 400 con vallas, cae tercer record mundial en el atletismo olímpico


Tokio, 4 ago(ACN) La estadounidense Sydney McLaughlin conquistó el título olímpico en los 400 metros con vallas de los Juegos de Tokio 2020, con un record mundial de 51,46 segundos, el tercero que se establece en las modalidades del atletismo de esta cita estival.


Con solo 21 años, la vallista de Nueva Jersey encabezó la que ya es la carrera más rápida de esta especialidad en la historia, y en la que dejó las preseas de plata a su compatriota Dalilah Muhammad (51,58), campeona en Río 2016, y la de bronce a la neerlandesa Femke Bol (52,03).

McLaughlin era la poseedora del anterior cota mundial, que había establecido el 27 de junio de 2021 en las Pruebas Olímpicas de Estados Unidos. Su registro de entonces de 51,90 fue la primera vez que las vallistas rompieron la barrera de los 52 segundos.


Esta vez en el escenario del Estadio Olímpico fue la segunda con mejor tiempo de reacción en la partida, y de ahí impuso un ritmo de carrera frenético para emparejarse a Muhammad en los metros finales, y rematarla sobre la meta con un supremo esfuerzo.

Cuando este 7 de agosto festeje su cumpleaños 22, McLaughlin estará celebrando además su confirmación en el estrellato del atletismo universal, no obstante su juventud los resultados de cada competencia confirman lo que parece: que nació para brillar en el campo y pista.


Su padre, Willie fue corredor de los 400 metros planos y llegó a ser semifinalista en los Juegos de Los Ángeles 1984, mientras que su mamá Mary también compitió en esa distancia y los 800 metros. Con esos genes, una crianza dedicada a la práctica deportiva y los entrenadores adecuados muy precozmente pudo confirmar sus dotes de extraclase.


Desde los 14 años han sido suyos todos los récords del orbe por cada categoría, y desde que dos años después se dio a conocer a la afición mundial su ascenso ha sido imparable, aún cuando ha tenido a su lado a otra superdotada, como lo es la Muhammad.


Curiosamente, cada vez que han corrido en los últimos grandes eventos han caído cotas mundiales, por lo que es una batalla de poder a poder.


Es una secuencia insólita tanto para esta como para cualquier prueba atlética: en cuatro de las últimas cinco veces que se han enfrentado ambas vallistas se han batido cuatro récords mundiales: en los Nacionales de Des Moines de 2019 (52.20 para Muhammad), en los Mundiales de Doha 2019 (52.16 también para ella y campeona del orbe), Pruebas Olímpicas en Oregón de 2021 (51,90 para McLaughlin) y este de los Juegos Olímpicos.


La primera cota mundial registrada en los 400 metros con vallas perteneció a la polaca Krystyna_Kacperczyk, el 13 de julio de 1974, y fue de 56,51 minutos. Casi cinco segundos se ha bajado desde entonces en una especialidad que requiere velocidad , resistencia y técnica de vallas junto con una concentración especial durante toda la carrera. Se dice que los últimos 100 metros de la prueba son los más agotadores de cualquier especialidad.


Los otros records mundiales establecidos en Tokio 2020 fueron los 15,67 metros en el triple salto femenino, y los 45,94 segundos del noruego Karsten Warholm en la misma distancia de los 400 metros con vallas categoría masculina.

Lea más:

Visto: 291

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar

Medallero Portada