Historias relevantes del teatro olímpico de los sueños (+Fotos)

Escrito por César López Gil | Foto: https://olympics.com/es/

 

Historias relevantes del teatro olímpico de los sueños

La Habana, 26 jul (ACN) Tres días después del comienzo oficial de estos atípicos Juegos Olímpicos 2020 que se celebran en el 2021, que van a quedar para la historia como los de la pandemia, el tradicional teatro de los sueños que ofrece este enfrentamiento por ver quien es más fuerte, más rápido o vuela más alto, ya deja curiosidades y hechos nunca antes acontecidos.

Ya sea la victoria en el ciclismo de ruta de una pedalista austríaca desconocida, que es doctora en matemática y nada profesional en un deporte que es estandarte del profesionalismo, o las medallas de oro conseguidas por un par de judocas japoneses (ella y él) en una misma jornada, se destacan como noticias trascendentes en el fárrago informativo que sale de la moderna y superpoblada capital nipona.

La austríaca Anna Kiesenhofer, de 30 años, completó una larga escapada en las montañosas carreteras que circundan a Tokio y batió a las cuatro bien rankeadas holandesas que eran favoritas al título, y a otros pedalistas similares del mundo desarrollado, y concretó algo bien difícil en un deporte ultramercantilizado y de enorme superioridad tecnológica.

Ella, máster de matemáticas en la universidad de Cambridge y con una tesis en la Universidad Politécnica de Cataluña en 2016, había dejado el ciclismo de competición por una osteoporósis y amenorrea, era apenas una aficionada con sus pedales para el ejercicio físico, pero retornó con gran determinación, logró par de victorias en su Austria natal en el 2019, y con un tesón y valor extraordinario venció las cumbres japonesas y sus bien cotizadas rivales entre las 67 que se presentaron a la ruta.

Leer más: Judoca Magdiel Estrada dice adios a lid olímpica de Tokio

Historias relevantes del teatro olímpico de los sueños

Otro momento relevante de estos Juegos ha sido el doble oro de los hermanos Abe: ella, Uta, se lo llevó en los 52 kilogramos, y él, Hifumi, en los 66, apenas minutos después. Con ello es la primera vez en los Juegos Olímpicos que dos hermanos en un deporte individual ganan el oro en el mismo día.

Pero en su caso no es la primera vez que lo consiguen en una lid internacional, ellos fueron los primeros hermanos japoneses en ganar en el mismo Campeonato Mundial, en Bakú 2018. Así que han repetido la hazaña, pero esta vez en casa, por los escenarios donde Jigoro Kano creó la Escuela Kodokán que sustentó este mágico arte marcial convertido en deporte.

Otras hechos ya son descollantes, uno de estos de relevancia política pues el judoca argelino Fethi Nourine decidió no competir en Tokio al conocer que en su debut debía enfrentarse al israelí Tohar Butbul, en la categoría de 73 kilogramos, pues dijo "la causa palestina era más grande e importante".

Pero para el africano era un deja vu: ya dos años antes, y también en Tokio, le tocó enfrentarse a Butbul, y sucedió lo de esta vez: renunció a combatir en el tatami contra su oponente.

Sin embargo, el tema de lo político y las historias de vida ya tiene una campeona en esta cita: la siria Yusra Mardini, nadadora que reside en Berlín, Alemania, competidora de los 100 metros estilo mariposa.

Podrá ganar o no, o solo tendrá su paso fugaz por las albercas de Tokio, pero para ella ya tiene premios en su vida, pues cuando tenía 17 años ella y su hermana le salvaron la vida a otras 18 personas que huían de la guerra en su país, se habían montado en una lancha que se quedó varada en el mar Egeo y a esta se le rompió el motor.

Yusra y su hermana Sarah se lanzaron al agua y nadaron durante más de tres horas hacia la orilla, empujando la embarcación a la costa de Lesbos. Casi ahogadas y con síntomas de hipotermia y deshidratación, ambas fueron rescatadas con los otros que huían. En Tokio fue la abanderada de la delegación de Refugiados, estos serán sus segundos Juegos Olímpicos, pues participó en Río 2016.

Leer más: Cuba: un 26 de Julio olímpico en Tokio 2020

Historias relevantes del teatro olímpico de los sueños

Y en la capital nipona ya ha sido noticia también que en el debut del skateboarding street femenino dos niñas de apenas 13 años hicieron el uno-dos en el podio de premiaciones.

La local Momiji Nishiya con solo 13 años y 330 días se llevó el oro en el estreno de este deporte en las olimpiadas, mientras la brasileña Rayssa Leal ganó la plata, todo un acontecimiento para la historia olímpica moderna. Y la ganadora de la tercera posición, es otra adolescente, la japonesa Nakayama Funa, de 16 años.

Y entre las condiciones meteorológicas de Tokio, Japón y el continente asiático no solo lo descollante de este verano son las altas temperaturas de hasta 34 grados, que con la humedad reinante han llevado la sensación térmica hasta 38 o más. Nada sorprendente para estos meses, a fin de cuenta las altas temperaturas siempre han sido un invitado no deseado y por ello estos son también los Juegos estivales.

Pero a lo particular de la celebración nipona se ha sumado la influencia de un tifón que azota la zona y ha provocado atrasos o cambios en competencias como las de surf, remo, y tiro con arco, y hasta el ahogo de los tenistas ante las duras condiciones en el terreno, entre otros deportes.

Nada que no pueda resolverse en esta tierra que no es solo la del Sol naciente, y ha sido capaz de organizar unos Juegos en medio de una pandemia mundial que ha traído muerte, dolor e incertidumbres. Apenas son historias interesantes entre tanto despliegue de esfuerzos, inteligencia y bravura, otros momentos especiales vendrán.

Visto: 417

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar

Medallero Portada