Participa canciller cubano en reunión conmemorativa de Declaración y el Programa de Acción de Durban

 2209-bruno.jpg

La Habana, 22 sep (ACN) Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, participa hoy en la Reunión de Alto Nivel para conmemorar el aniversario 20 de la aprobación de la Declaración y el Programa de Acción de Durban, la cual sesiona en Naciones Unidas.

La reunión, que tiene por tema "Reparaciones, justicia racial e igualdad para los afrodescendientes", consiste en una sesión plenaria de apertura, dos mesas redondas consecutivas y una sesión plenaria de clausura.

En esta cita de alto nivel se adoptará una declaración orientada a movilizar la voluntad política necesaria de cara a aplicar plena y efectivamente la Declaración y el Programa de Acción de Durban y sus procesos de seguimiento, de acuerdo con resolución aprobada con anterioridad por la Asamblea General.

Leer más:  

La Declaración y el Programa de Acción de Durban fueron adoptados por consenso en la Conferencia Mundial contra el Racismo de 2001 celebrada en Sudáfrica y proponen medidas concretas para combatir el racismo, la discriminación, la xenofobia y formas conexas de intolerancia.

Esta tarde Cuba estará presente también en la Reunión de Jefes de Estado y/o Gobierno de la Alianza de Pequeños Estados Insulares (AOSIS), una organización internacional de países pequeños distribuidos en islas de baja altitud.

Como parte de la voluntad política del Estado y gobierno cubanos para enfrentar la discriminación en la sociedad, el país cuenta con un Programa Nacional contra el Racismo y la Discriminación Racial, aprobado por el Consejo de Ministros en noviembre de 2019 y ejecutado por una Comisión Gubernamental encabezada por el Presidente Miguel Díaz-Canel.
En su ejecución se hallan implicados 18 organismos de la Administración Central del Estado, e igual número de organizaciones de la sociedad civil.

El Programa muestra avances y define proyecciones que revelan la consistencia de una plataforma de conceptos y acciones en la ruta por erradicar, más temprano que tarde, manifestaciones y actitudes que laceran la condición humana y son incompatibles con el modelo socialista cubano.

Cuenta con tres etapas, enmarcadas hasta el 2030, y tiene como objetivo general la valoración de los factores históricos, económicos, estéticos, políticos, sociales, psicológicos y culturales que propician la presencia en la sociedad cubana actual de prácticas de discriminación racial, así como las fortalezas y oportunidades para su enfrentamiento y definitiva eliminación.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar