All for Joomla The Word of Web Design

Sindicalista panameño condena a la OEA por desempeñar un papel servil

La Habana, 2 abr (AIN) El secretario general de la Central de Trabajadores de Panamá, Alfredo Glaer, condenó hoy el papel servil de la Organización de Estados Americanos (OEA) a los intereses de Estados Unidos en la región.
En entrevista con Prensa Latina, el dirigente sindical dijo que la OEA ha sido un instrumento del gobierno estadounidense para imponer su agenda y apoyar invasiones como las de Panamá y Granada, por citar algunos ejemplos en los que esta organización no dijo nada, ni condenó al Imperio.
Ahora ellos aparecen acá con las banderas de la democracia, cuando en Estados Unidos constantemente se violan los derechos humanos de los negros y los inmigrantes, expresó.
Anunció la querella interpuesta en la Procuraduría contra la exdiputada venezolana Marina Corina Machado, quien en la administración de Ricardo Martinelli (2009-2014) usurpó un puesto en la OEA, que por derecho solo le pertenece a los panameños, para desde allí amenazar al Gobierno de Venezuela.
Glaer ofreció detalles sobre la venidera Cumbre de los Pueblos, Sindical y de los Movimientos Sociales de Nuestra América, que sesionará del 9 al 11 de abril en el Paraninfo de la Universidad de Panamá, paralela a la VII Cumbre de las Américas.
Explicó que en el encuentro participarán una decena de sindicatos panameños y otros del continente, agrupados en la Federación Sindical Mundial, en representación de sectores como la metalurgia, salud, industria y minería, entre otros.
El también miembro de la Federación Sindical Mundial afirmó que esta cita tendrá un carácter progresista, antiimperialista, antineoliberal y antitrasnacional, al tiempo que los diversos actores presentarán sus demandas y reivindicaciones.
Tales exigencias serán recogidas en la Declaración de Panamá, la cual haremos llegar a los Jefes de Estado y Gobiernos, a través del presidente boliviano Evo Morales, precisó.
La Cumbre de los Pueblos es solidaria y en ella reafirmaremos que América Latina y el Caribe es una zona de paz, donde existe un intercambio justo y se respeta la soberanía e independencias de los pueblos, aseguró.
Entre los temas a debate sobresale la libertad sindical, el derecho a huelga y las migraciones, pues actualmente hay muchos centroamericanos trabajando en la ampliación del Canal, y las transnacionales no respetan sus derechos sindicales, ni el pago del salario que les corresponde, dijo.
Los trabajadores sabemos que la única manera de lograr conquistas sociales es a través de la huelga, un derecho que los empresarios intentan eliminar, al igual que la sindicalización en sectores como el bancario y el comercio, como sucede en Panamá (PL).

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar