All for Joomla The Word of Web Design

Eurodiputado Javier Moreno: Seguiremos impulsando el entendimiento mutuo entre la Unión Europea y Cuba

0-21-javier-moreno.jpg


La Habana, 19 feb(ACN) Desde su creación, el grupo informal de Amistad y Solidaridad con Cuba de la IX Legislatura del Parlamento Europeo ha promovido el acercamiento con la nación caribeña y ha respaldado al pueblo cubano frente al cerco económico comercial y financiero impuesto por el gobierno estadounidense, en un escenario marcado por el incremento de las hostilidades.

A propósito de su primer aniversario, el eurodiputado Javier Moreno, su presidente, ofreció declaraciones exclusivas sobre sus orígenes y las proyecciones de trabajo.

¿Cómo y por qué surge el grupo de solidaridad con Cuba?

Este espacio de debate y encuentro surgió hace más de 20 años en un contexto en el que reinaba la Posición Común y la derecha reaccionaria tenía una fijación con Cuba. Era necesario establecer en la Eurocámara un marco de diálogo constructivo e informal con el Gobierno y la sociedad civil cubana para conocer de cerca la realidad de la isla y fortalecer los vínculos entre el pueblo cubano y el europeo, desde el respeto a la soberanía, la independencia, la libertad, los valores compartidos y los principios del derecho internacional.

En esta IX Legislatura del Parlamento Europeo, tengo el honor de presidirlo y de seguir el legado de mis predecesores (Miguel Martínez, Willy Meyer, Elena Valenciano, Pina Picherno, …), promoviendo el diálogo, la cooperación, la apertura política y el entendimiento mutuo entre la Unión y Cuba.

Los europeos estamos unidos a Cuba por una historia, una cultura y unos valores comunes, así como por unas aspiraciones compartidas para el presente y el futuro. Por eso era inaudito que fuera el único país de la región con el que la Unión Europea (UE) todavía no había llegado a un acuerdo relativo a una base jurídica para el diálogo y la cooperación. Este Grupo de Amistad y Solidaridad siempre ha protagonizado la defensa del mismo y el ansiado abandono de la llamada Posición Común, impulsada por la derecha española, uno de los mayores obstáculos en la negociación del Acuerdo UE-Cuba.

¿En qué temas han centrado su labor durante este año?

Desafortunadamente, la grave situación provocada por la pandemia COVID-19 ha frenado nuestras actividades, pero hemos logrado impulsar varias iniciativas para denunciar la activación por parte de la Administración Trump del Título III de la Ley Helms-Burton, la imposición de nuevas restricciones de viaje y el refuerzo del bloqueo económico a Cuba, que suma ya casi seis décadas.

También hemos pedido la aplicación de la "excepción humanitaria" para que las sanciones económicas a Cuba quedasen en suspenso y su pueblo pudiera acceder a material sanitario.

Igualmente denunciamos la decisión de la Administración Trump de incluir a Cuba en la lista de estados patrocinadores del terrorismo e hicimos un llamamiento al Alto

Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, para que plantee este tema y la urgencia de eliminar el bloqueo económico y comercial establecido contra Cuba en el curso de sus contactos con el presidente Biden.

Además, hemos reconocido la inconmensurable labor de las brigadas médicas que el Gobierno Cubano ha enviado a Europa para ayudar en la contención del nuevo coronavirus, demostrando, una vez más, el espíritu altruista y solidario de un pueblo que no da lo que le sobra, sino que comparte lo que tiene.

En este sentido, y mientras desde Estados Unidos se arremetía contra las misiones médicas cubanas, impulsamos desde la Eurocámara el otorgamiento del Premio Nobel de la Paz al Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias, Henry Reeve.

¿Cuáles son los principales retos que enfrentan en el escenario actual?

Esperamos que por fin se deje atrás el viejo discurso contrario al Gobierno de Cuba, que solo dificulta el proceso de reactivación económica del archipiélago, congela la interlocución y continúa negando la posibilidad de conocer la realidad del país a los numerosos ciudadanos que quieren visitarlo. En definitiva, se trata de una posición estratégica en la que todo el mundo pierde.

Por eso seguiremos haciendo hincapié en todas las reclamaciones anteriormente señaladas y organizaremos intercambios de opiniones con representantes de la Asamblea Nacional de Cuba, de la sociedad civil cubana, con el embajador de la UE en Cuba y con funcionarios del Servicio Europeo de Acción Exterior que siguen el Acuerdo UE- Cuba.

¿Cuáles son las proyecciones de trabajo?

Si es posible, en los próximos meses retomaremos nuestras iniciativas de forma presencial con más fuerza y compromiso. Seguiremos impulsando el diálogo, la cooperación, la apertura política, la relación comercial y económica; y el entendimiento mutuo entre la Unión Europea y Cuba.

Asimismo, seguiremos muy de cerca los pasos del nuevo Gobierno estadounidense, liderado por el demócrata Joe Biden, y su promesa de volver a la normalización de las relaciones con Cuba, recuperando y dando seguimiento a los pasos implementados desde 2014 durante la Administración Obama, y eliminados por Trump. Y seguiremos pidiendo el fin de los ataques contra el gobierno cubano y el final del bloqueo.

*Esta entrevista fue posible con la colaboración de la Embajada de Cuba en Bélgica

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar