Pese a debacle económica Ucrania prioriza fondos para guerra

 

La Habana, 2 feb  Pese a que Ucrania se acerca a la bancarrota, según estadísticas, el primer ministro Arseny Yatseniuk firmó hoy un decreto gubernamental que establece pagos adicionales a los participantes en la operación represiva contra la población del sureste.
 De conformidad con órdenes del presidente Petro Poroshenko, el jefe del Gobierno rubricó la normativa "Sobre las peculiaridades de dinero para el personal militar, personas de la estructura ordinaria y de dirección" en lo que denominó operación antiterrorista.
 Reflejo de la preocupación por recientes derrotas en Donetsk y otras zonas del Donbass es la indicación de pagos adicionales por el cumplimiento de misiones combativas y la destrucción de equipos de guerra de los milicianos.
 Yatseniuk instó al Ministerio de Defensa, Servicio de Seguridad, Ministerio de Interior y otras estructuras represivas a cumplir inmediatamente la orden, en tanto instruyó al de Justicia para legalizarla y ponerla en vigor dentro de 24 horas, según Ukrinform.
 Esta agencia de noticias de Ucrania contrasta esa decisión de los gobernantes de Kiev con un artículo del diario británico The Economist, en el que se demuestra que los préstamos de Occidente no alcanzan para pagar los pasivos externos en 2015.
 Califica el periódico de terrible el año pasado para la economía de este país pues en ese lapso el producto interno bruto se redujo en casi una décima parte, mientras que la moneda nacional (grivna) se depreció en más 50 por ciento.
 La inflación se disparó, de acuerdo con la fuente, de un punto porcentual hace un año a 25 unidades sobre 100 en el primer mes del año en curso.
 Añade la publicación británica que en un intento desesperado por mantener la grivna, el Banco Central introdujo en el mercado una gran masa de efectivo, y como resultado las reservas de divisas quedaron empobrecidas a mediados de 2014 por pagos incompletos de siete mil millones de dólares.
 La amortización de préstamos occidentales de al menos 10 mil millones de dólares por el gas importado y con un sector bancario agonizante, significa que Kiev necesita al menos 20 mil millones de dólares procedentes del exterior para poder vivir, opina The Economist.
 Precisa que la ayuda financiera prometida hasta el momento por Estados Unidos y sus aliados es insuficiente.
 En 2014, el Fondo Monetario Internacional se comprometió a proveer a Kiev 17 mil millones en dos años.
 Ahora, de ellos pagaron cerca de cinco mil millones, pero las negociaciones sobre el tema siguen sin concretarse, pese a que se esperaba la llegada de más fondos tras la aprobación del presupuesto con recortes sociales el 29 de diciembre.
 The Economist califica de una insuficiente gota en el océano los dos mil 100 millones de dólares ofrecidos por la Unión Europea, más dos mil millones prometidos por Washington y 500 millones de euros ofrecidos por la canciller federal alemana, Ángela Mérkel (PL).

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar