Los desaparecidos, tragedia para la sociedad mexicana

mexico-ayotzinapa.jpg

La Habana, 29 ago (ACN) Las desapariciones forzadas y otras formas de privación de la libertad son hoy una de las tragedias que asola a la sociedad mexicana.

Para muchos especialistas nacionales e incluso internacionales este flagelo es una epidemia que tiene su fondo en la incompetencia de las autoridades por velar más por 'su imagen y prestigio' ante el escenario mundial.

Varios movimientos, grupos de padres y familiares de los desaparecidos expresan sus inconformidades con el gobierno federal por dilatar la aprobación de una Ley contra las desapariciones forzadas.

El Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México estima que se pierde un tiempo valioso al no legislar, pero a la vez siguen sin aparecer sus seres queridos.

Desde el 23 de febrero del 2013 que la Secretaría de Gobernación anunció la creación de la comisión especial encargada de las búsquedas de personas hasta la fecha los resultados son mínimos.

Más de 27 mil casos, un número conmovedor de personas sustraídas de sus hogares y cuyo paradero es desconocido.

Para las instituciones en defensa de los derechos de las personas los familiares de las víctimas son ignorados y criminalizados por sus esfuerzos para obtener la verdad y justicia.

El propio secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, ha dicho en reiteradas ocasiones que va a actuar, pero no llega a materializarse la acción.

En las reuniones que de forma esporádica se realizan con los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre del 2014 en Ayotzinapa, Iguala, Guerrero, siempre afloran diferencias de matices, de estrategias.

Osorio reitera los intereses del gobierno en darle seguimiento al caso mientras se desarrolla la investigación, búsqueda y atención a las víctimas.

Hay también descontento por parte de los padres de familia de los 43 estudiantes de la forma en que se efectúan los encuentros con el secretario de Gobernación.

Está al doblar de la esquina el segundo aniversario de esos hechos y siguen sin regresar vivos, ni aparecer sus restos como exigen sus padres.

Pero también los familiares de las 16 personas retenidas por el grupo armado Los Ardillos, en Chilapa, Guerrero, desean su regreso.

José Díaz, de los grupos de demandantes, solicitó la actuación de gobernación y de las autoridades del estado para saber qué hace la Policía Federal y Procuraduría General de la República para dar con sus seres queridos.

Por otro lado, las Madres del Colectivo Solecito, tienen documentado más de 90 desapariciones a manos de la delincuencia organizada en la región costera de Veracruz. EL principal hallazgo se localiza en las Colinas de Santa Fe, en el llamado kilómetro 13,5 de una zona urbana del Puerto de Veracruz.

Con apoyo de la Policía Científica, peritos de la Fiscalía General, localizaron 66 fosas. De la mayoría se extrajeron osamentas y restos de cabello, así como prendas de hombres y mujeres.

Entre Portezuelo y Mata Loma se localizaron 28 cuerpos, solo uno pudo ser identificado. En Alvarado, comunidad de Paso Nacional, nueve, en rancho El Diamante, se exhumaron 33 cadáveres.

Los estados con mayor prevalencia de crímenes, robo, secuestro y asesinato son Morelos, Baja California, Tamaulipas, Tabasco, Quintana Roo, Sinaloa, Yucatán, Tlaxcala, Nayarit, Hidalgo, Guanajuato y Aguascalientes.

Es una suma de hechos similares que se han dado, no se detienen, en la mayoría de las entidades federativas mexicanas.

Pedro, Eloísa, Inés, Agustín, Ángel, la abuelita de Pedro y la hermana de Ofelia día y noche luchan por encontrar a sus seres queridos. Es una estampa real que se repite por todos los rincones del segundo país más violento de América.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar