Subrayan avances de la energía renovable en Guantánamo


Subrayan avances de la energía renovable en Guantánamo

Guantánamo, 12 ene (ACN) La capacidad de generación eléctrica en Guantánamo asciende hoy a 150, 6 megawatts (MW), de los cuales casi el 15 por ciento (22,1 MW) corresponden a ocho parque solares fotovoltaicos sincronizados a la red nacional y viviendas con esa tecnología, y la hidroenergía.

Joaquín Díaz Cantillo, director de la Empresa Eléctrica del Alto Oriente, explicó hoy a la ACN que con esa potencia se satisface el 7, 2 por ciento del consumo total anual de la provincia, en la cual el resto corresponde al petróleo combustible y a grupos electrógenos diésel de emergencia y en comunidades aisladas.

Aclaró Cantillo Díaz que también se suma a esa tabla, la energía producida por pequeños y medianos saltos de agua, puesto que en el territorio operan pequeñas centrales eléctricas, junto a micro y minihidroeléctricas, sincronizadas al Sistema Eléctrico Nacional o dispersas por la geografía guantanamera.

Estas últimas, de elevado costo en su creación, constituyen muestra de la decisión del país en llevar ese portador energético hasta al paraje más intrincado o inaccesible al Sistema Nacional, propósito que persiste a pesar del criminal bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos.

Tales son los antecedentes, realidad y perspectivas de la energía renovable de Guantánamo, explicados por el director de esa entidad guantanamera del Ministerio de Energía y Minas, la cual en 2030 dispondrá nacionalmente del mayor porcentaje de las FRE en su matriz energética, en las que recaerá el 80 por ciento de su consumo total.

Un adelanto de esos progresos fue el año 2021, al cierre del cual Guantánamo generó por las vías citadas casi 12 gigawatt-hora (GWh), equivalentes al ahorro de tres mil 304 toneladas de Diesel en una planta de generación convencional, puesto que esa unidad de medida equivale a mil megavatt (MW) .

En tiempos de combate contra los nocivos efectos del cambio climático, lo anterior contribuye una generosa ayuda de esa dependencia de la Unión Nacional Eléctrica en Guantánamo, donde se dejó de emitir a la atmósfera casi 10 mil toneladas de dióxido de carbono, durante el año pasado.

Se prevé que al cierre de la actual década, el territorio más al Este de la capital del país, alcance una participación del 86 por ciento en fuentes renovables, a nivel provincial, y el 11 por ciento como país, y al relegar a un segundo plano la electricidad como portador principal, reduzca en 92,82 mil toneladas el consumo de combustibles y dejará de emitir 285,6 mil toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera.

Lea más:

Las instalaciones que aprovechan la radiación solar más intensa del archipiélago cubano generan ya, sin el empleo de combustible fósiles y mediante su conexión al Sistema Eléctrico Nacional, una cantidad considerable de ese portador energético, el único que no puede almacenarse y debe consumirse en el mismo instante en que se produce.

Tales avances existen sin el concurso todavía de uno de sus pilares futuros el parque eólico de Punta de Maísi, cuyo estudio de factibilidad fue certificado y se aprobó por el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, y su construcción se prevé para 2023.

Entre los aspectos pendientes de esa mega obra se incluyen el montaje de las 35 torres que captarán la energía aleatoria del aire que bate en Punta de Quemado y El Fraile, al pie del Paso de los Vientos, estrecho marítimo merecedor con creces de ese nombre, e interpuesto entre Cuba y Haití, la parte más occidental de la Isla de la Española, Segunda Mayor de las Antillas.

En preparación, también con inversión extranjera, cuenta el territorio con 17 áreas, con Despeje legal aprobadas para la construcción de los parques solares fotovoltaicos Montesano II y III, El Peral, la Gloria, San Pedro I y II, Villa Toa, Santa Teresa V, Cuatro Caminos y Héctor Infante.


Una vez inauguradas esas obras la provincia alcanzará los 300 MW de potencia, el doble de la actual y superior con creces a su máxima demanda durante las dos primeras décadas de la Revolución.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar