Instituto Liliana Dimitrova: Medio siglo de ciencia y extensionismo agrícola

1123-liliana-dimitrova.jpg

La Habana, 23 nov (ACN) El colectivo del Instituto de Investigaciones Hortícolas Liliana Dimitrova, que cumplió medio siglo de fundado, continuará honrando la memoria del líder histórico de la Revolución, poniéndole corazón y contribuyendo para que la ciencia, la tecnología y la innovación desempeñen su papel en el incremento de la productividad, la eficiencia y la eficacia.

Así se expresó Alicia de la Caridad Fernández, directora general de la institución y diputada al Parlamento cubano, en el acto conmemorativo por el aniversario 50 de la institución (22 de noviembre de 1971), realizado en su sede de Quivicán.

El centro tiene el reto de alinearse con las grandes transformaciones actuales, bajo un escenario político y sanitario complejo que demanda crecernos para contribuir a la satisfacción de la sociedad, afirmó Fernández.

En su alocución la directora hizo un recorrido por la historia del centro, desde aquella finca en Güira de Melena, su unificación con otras estaciones experimentales, hasta la decisión gubernamental, adoptada en 1985, de convertirlo en instituto pegado a la tierra.

Se trabaja en la implementación del Plan de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional, el encadenamiento productivo y la contribución a la sustitución de importaciones y la exportación, explicó.

Lea aquí: Aumenta producción de semillas de hortalizas en centro científico cubano

Con respecto al nombre de Liliana Dimitrova, dijo que constituye un homenaje a una joven militante del Partido Comunista búlgaro, que a los 26 años de edad cayó heroicamente luchando en contra del fascismo.

Luego sería la búsqueda de genotipos de alto potencial de rendimiento; las introducciones foráneas de variedades de tomate, pimiento, cebolla, pepino, pepinillo, melón, calabaza, col, habichuela corta y otras hortalizas menores de diversas procedencias, algunas de las cuales se incorporaron a la estrategia de siembra, base para emprender el programa de mejoramiento genético, que permitió obtener las primeras variedades de tomate, comentó.

Fernández aseguró que más del 60 por ciento de las variedades de hortalizas, granos básicos, papa y fibras que proceden del programa de mejoramiento genético de la institución se siembran en el país, y refirió la generalización de tecnologías adaptadas al trópico.

Este instituto destaca por su colaboración con instituciones y organismos internacionales, y por proveer la base científica técnica a las cadenas productivas de hortalizas, fibras, flores y plantas condimentosas con investigaciones dirigidas al fitomejoramiento y la conservación de sus recursos.

En la Liliana, expresó su directora general, se han logrado productos, conocimientos, tecnologías y servicios derivados de la actividad de ciencia, tecnología e innovación que contribuyen a los programas y proyectos de seguridad alimentaria en Cuba, y desde el punto de vista científico y tecnológico han generado propuestas y soluciones de medidas de enfrentamiento al cambio climático.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar