La tormenta Elsa es un recuerdo lejano, y la sequía amenaza latente en Guantánamo

 

La tormenta Elsa es un recuerdo lejano, y la sequía amenaza latente en Guantánamo

Guantánamo, 5 ago (ACN) Hace un mes, la provincia de Guantánamo, a cuya costa meridional se aproximaba la tormenta tropical Elsa, se mantenía en calma, lista para enfrentar al meteoro que a la postre, pasó de largo sin siquiera obsequiarle un amago de humedad.

Desaparecida aquella fugaz amenaza, las autoridades de la Delegación del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), voltearon su atención a la sequía, otro fenómeno de la Naturaleza más persistente que de la mencionada fecha hasta hoy mermó en más de ocho millones de metros cúbicos (m3) los 142 millones que almacenaban los principales embalses de la provincia.

La ingeniera Marjoris Bonome, máxima representante del INHR en el territorio cubano más oriental precisa que el contenido de esas obras hidráulicas es de 134 millones de m3, equivalentes al 38 por ciento de la capacidad total de llenado (347,5 millones).

Vaticina que la tendencia es al descenso, puesto que el promedio de lluvias hasta hoy es de 349 milímetros, apenas el 45 por ciento de la media histórica, y la Faustino Pérez, responsabilizada con el abasto a la sexta urbe cubana, y cuya fuente tributaria es el río Guaso, exhibe el porcentaje más bajo de 2021 y guarda solo 10 millones de m3 en su vaso.

Leer más:

Atribuye ese descenso a las escasas precipitaciones reportadas en la parte más occidental del macizo montañoso Sagua Baracoa, de las cuales se beneficia la citada corriente fluvial, principal tributaria de la Esperanza, como es conocido el reservorio perteneciente al municipio de Manuel Tames.

La sequía, uno de los tres retos planteados a los guantanameros por Fidel el 26 de julio de 1985,durante el acto nacional por el aniversario 32 de los Asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en esta ciudad, es un insidioso fenómeno de la naturaleza y se incluye entre los factores conducentes a la desertificación.

Figura entre las responsables del deterioro de las tierras subhúmedas secas, áridas y semiáridas, a la última de las cuales pertenecen las de la franja costera Caimanera-Maisí, la zona cubana donde menos llueve, y en la que están enclavadas los embalses La Yaya y Jaibo, los de mayor magnitud en la provincia, diseñados para almacenar entre ambos 180 millones de metros cúbicos.

Esa cifra equivale a casi la mitad del volumen que en conjunto pueden guardar de una sola vez las seis principales obras hidráulicas de la Revolución en Guantánamo, sin contar el trasvase Sabanalamar Pozo Azul, en el valle de Caujerí, emporio hortícola visitado en dos ocasiones por Fidel: a principios de julio de 1977 y el 17

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar