All for Joomla The Word of Web Design

Destaca el Centro de Inmunología Molecular en el combate a la COVID-19 (+Fotos)

2812-Centro de Inmunología Molecular1.jpg


La Habana, 28 dic (ACN) El Centro de Inmunología Molecular (CIM), en la capital, perteneciente al grupo empresarial BioCubaFarma, priorizó este año el enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19, además de cumplir con su misión de obtener y producir nuevos biofármacos para tratar el cáncer y otras enfermedades crónicas no transmisibles.

A decir de la Doctora en Ciencias Tania Carmenate Portilla, jefa del departamento de Inmunorregulación, perteneciente a la Dirección de Inmunología e Inmunoterapia del CIM, en exclusiva con la Agencia Cubana de Noticias, en esa importante tarea se involucró toda la capacidad y el personal científico de la institución, en especial los jóvenes.

Destacó la creación en el centro de un laboratorio para el diagnóstico del padecimiento mediante Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR), integrado por alrededor de 40 trabajadores, en su mayoría menores de 30 años y provenientes de todas las áreas de la entidad, quienes han procesado hasta el momento unas 50 mil muestras.

2812-Centro de Inmunología Molecular2.jpg

La experta resaltó la inserción de productos de la institución en los protocolos de tratamiento de pacientes graves contagiados con el nuevo coronavirus; se trata del factor estimulador de granulocitos (G-CSF) y el anticuerpo monoclonal (AcM) Itolizumab; y, según apunta el sitio oficial del CIM, también la eritropoyetina humana recombinante (EPO).

El G-CSF se empleaba anteriormente con éxito en pacientes de cáncer o VIH-SIDA, la EPO aumenta las cifras de hemoglobina y hematocrito, y el Itolizumab es antinflamatorio e inmunorregulador, y se ha utilizado en ensayos clínicos con quienes no responden a los tratamientos convencionales y ante enfermedades autoinmunes como la psoriasis.

Carmenate Portilla se refirió asimismo al aporte en el diseño y producción de los proyectos vacunales Soberana 01 y Soberana 02, en conjunto con el Instituto Finlay de Vacunas, para lo cual desarrollaron dos antígenos específicos y moléculas recombinantes que verifican la respuesta inmune de ambos candidatos.

El CIM se vincula, de igual forma, a la evaluación de la respuesta inmune de los voluntarios en los estudios clínicos de la vacunas, pues parte de ellas se realizan en la instalación; y también obtiene antígenos para el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), añadió.
A su vez, la institución tributa a la elaboración de kits diagnóstico, por el Centro de Inmunoensayo, y colabora con el estudio sobre el comportamiento de la COVID-19 en Cuba.

En general, la especialista calificó como exitosa la labor del CIM en el enfrentamiento a la pandemia en respuesta al llamado de la dirección del país, ante lo cual sus más de mil trabajadores actuaron con responsabilidad y entrega en una actividad mucho más intensa de lo habitual y con superior visibilidad.

La Academia de Ciencias de Cuba otorgó recientemente al Centro de Inmunología Molecular cinco de sus Premios del 2019, en dos este resultó la entidad ejecutora principal, y en el resto colaboró con la Universidad de La Habana y el Instituto de Farmacia y Alimentos.

El 5 de diciembre el CIM arribó a sus 26 años de fundado, y fue reconocido con la Bandera Proeza Laboral, que otorga el Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Salud; y la placa homónima Jóvenes por la Vida, por parte de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar