All for Joomla The Word of Web Design

Encuentran testimonio físico del primer cementerio de Matanzas

 

1123-cementario.jpg



Matanzas, 23 nov (ACN) El hallazgo en la ribera del Yumurí de un fragmento de osamenta que por sus características y el lugar donde aparece debe corresponder a uno de los fallecidos durante la epidemia de cólera de 1833, constituye el primer testimonio físico del primer cementerio de Matanzas, aseveró Ercilio Vento Canosa, Historiador de la Ciudad.

Explicó el doctor que se trata de maxilares fusionados cuyas características sugieren correspondencia con una persona del sexo masculino, y filiación ancestral negroide, que falleció con una edad comprendida entre los 30 y 40 años, probablemente un esclavo del siglo XIX.

Añadió Vento Canosa que la pieza referencia el cementerio del Yumurí, del siglo XVI y buena parte del XVII, mencionado en documentos pero no ubicado con evidencia física, camposanto que durante la epidemia de cólera en 1833, cuando murieron 15 mil personas en 27 días, se reutilizó.

Rubén González Barbosa, custodio de oficio y aficionado a la arqueología y la historia, explicó que encontró el fragmento de osamenta en un área cercana a la estación del conocido como tren de Hershey y la calle Ánimas, en la barriada de Versalles.

Habitualmente traigo al doctor piezas que me parecen interesantes para que las valore, frascos, piedras, huesos, fósiles, comentó González Barbosa, realmente pensaba que se trataba de algo menos significativo.

Resaltó el doctor Ercilio la útil contribución del ciudadano que por propia iniciativa, sin pretensión económica y con un altruismo digno de lujo, tuvo el gesto de presentar el hallazgo en la Oficina del Historiador y ha hecho un aporte importante, lo que demuestra que hay que recibir y escuchar a todos.

El reciente testimonio funerario se caracteriza además por presentar la llamada criba trabecular, lesión que se produce cuando el individuo sufre una enfermedad que lo lleva a una anemia sostenida.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar