All for Joomla The Word of Web Design

Figura Cuba en sobresaliente lugar por informar sobre su contribución contra el cambio climático

0509-CITMA.jpg

La Habana, 6 oct ACN) Cuba ocupa el lugar número 13 en la relación de países que presentaron este año a la ONU la actualización de la Contribución Nacional Determinada (NCD por sus siglas en inglés) para el período 2020-2030 con vistas al enfrentamiento al cambio climático, anunció hoy una experta en la materia.

Pese al recrudecido bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos y el impacto socio-económico del nuevo coronavirus, profesionales cubanos entregaron el informe sobre los compromisos nacionales para reducir las emisiones de gas de efecto invernadero, especificó la Doctora en Ciencias Odalys Caridad Goicochea Cardoso, jefa de la Dirección General de Medio Ambiente, del CITMA.

En el caso de América Latina solo la acompañaron Jamaica y Chile, amplió su información la directiva del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, en conferencia de prensa en la sede de su organismo.

Aclaró que la NCD constituye un compromiso de la comunidad internacional para disminuir las emisiones de gas de efecto invernadero, según los términos de la convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC).

Cuba ratificó el Acuerdo de París sobre esa Convención, adoptado en la capital francesa el 12 de diciembre de 2015, aunque no es un gran emisor de gases de efecto invernadero.

No obstante, dada la gravedad del problema climático global, se espera que estas contribuciones sean lo más ambiciosas posible, a fin de que los países miembros se comprometan con las mayores metas que permitan sus circunstancias nacionales.

Con sus inventarios de gases de efecto invernadero, Cuba cumple sus compromisos con la CMNUCC, que entró en vigor desde 1994 tras su aprobación en 1992 en la Asamblea General del organismo, de acuerdo con el Centro de Contaminación y Química de la Atmósfera.

La preparación, actualización periódica, reporte y divulgación de tales estudios son también uno de las componentes principales de las Comunicaciones Nacionales que periódicamente deben preparar las partes correspondientes y remitirlas a su Secretaría, añadió la misma fuente, uno de los colectivos del Instituto de Meteorología.

Cuba ratificó el Acuerdo de París acerca de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, adoptado en París el 12 de diciembre de 2015, aunque no un gran emisor de gases de efecto invernadero.

Con sus inventarios de gases de efecto invernadero, cumple también sus compromisos con la CMNUCC, que entró en vigor en 1994, de acuerdo con el Centro de Contaminación y Química de la Atmósfera.

No obstante, lo revalidó en abril de 2016, que establece medidas para la reducción de las emisiones, mediante mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas a fin de impedir efectos en el calentamiento global, con aplicabilidad en 2020, cuando finaliza la vigencia del Protocolo de Kyoto, en Japón.

Este último, abierto a la firma de los estados el 16 de marzo de 1998, y obliga a limitar las emisiones conjuntas de seis tipos de gases, con proporciones, principalmente, del ocho por ciento para la Unión Europea, el siete para Estados Unidos y seis para Japón.

Por el contrario, el primero de junio de 2017, el presidente Donald Trump anunció la retirada de Estados Unidos de ese acuerdo, lo que implica una reducción de transferencia de tecnología y financiación internacional que podría aportar ese país, cuyas emisiones de dióxido de carbono aumentaron un 3,4 por ciento en 2018, el mayor incremento en ocho años.

Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la CMNUCC, reconoció en septiembre pasado el compromiso de Cuba para el enfrentamiento al cambio climático por su actualización de la Contribución Nacional Determinada para el período 2020-2030, como parte del Acuerdo de París.

En su cuenta de Twitter la funcionaria expresó: (…) Gracias Cuba por enviar el #NCD actualizado a @CMNUCC(…) Me alegra ver su compromiso de expandir sus objetivos de mitigación, al incluir los sectores de agricultura, transporte y silvicultura, además de energía renovable y eficiencia energética.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar