Aplazan entrega de categoría científica por efectos de la COVID-19

 

0509-CITMA.jpg

La Habana, 5 sep (ACN) El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) anunció su decisión de aplazar la categorización científica de Titular, Auxiliar y Tecnológica, debido al rebrote de la enfermedad de la epidemia del nuevo coronavirus.

Por los problemas existentes con la expansión del síndrome respiratorio agudo grave causado por SARS-CoV, sobre todo en la capital, se acordó extender hasta el próximo 30 de octubre el proceso de recibir expedientes de los interesados en la acreditación de su categoría correspondiente, informaron especialistas del organismo.

Solo en 2019, un grupo de 164 profesionales del Ministerio de Salud Pública obtuvo la condición de auxiliares y 30 la de titulares, y por su cantidad le siguieron en el mismo sector 15 y 11, respectivamente, del Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica (BioCubafarma), considerado uno de los referentes de la ciencia en Cuba en los últimos meses por su enfrentamiento activo a la COVID-19.

Un prontuario 2018-2019 de la actividad rectora del CITMA señala también que a continuación se situaron 17 y 12 del Ministerio de Educación Superior, lo cual evidencia las prioridades científicas del país, el 27 % de las cuales están ocupadas por Ingeniería y Tecnología, el 26 por las Ciencias Médicas, el 18 por las Ciencias Naturales y Exactas, el 15 por las Ciencias Agrícolas, y el 14 por las Ciencias Sociales.

La Dirección de Potencial Científico y Tecnológico del CITMA indicó, igualmente, que pospuso para el próximo 30 de septiembre el plazo de entrega de la Orden Carlos J. Finlay, el máximo reconocimiento estatal que lleva la imagen del hombre (1833-1915) que descubrió que el mosquito Aedes aegypti hembra era el trasmisor de la fiebre amarilla.

BioCubafarma lleva a cabo más de 100 proyectos de investigación en el campo de la biomedicina, de los cuales 75 son innovadores con patente cubana y se ha encargado de garantizar 25 medicamentos para enfrentar la nueva pandemia.

El Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED) le otorgó en junio último una autorización para el uso de emergencia al CIGB-258, ahora Jusvinza, con vistas al tratamiento de la COVID-19.

Constituye una alternativa terapéutica para controlar la hiperinflamación, a la vez que regula la respuesta inmunitaria y reduce el riesgo de mortalidad de pacientes contagiados.
 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar