All for Joomla The Word of Web Design

Conjuga Villa Clara conservación de los ecosistemas y producción agrícola

 0IMG-agricultura_8.jpg

Santa Clara, 24 jun (ACN) Como parte de la política nacional para fomentar la producción agrícola en Cuba, el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) en Villa Clara potencia la ejecución de proyectos medioambientales que estimulen la generación de alimentos, tanto en zonas costeras como montañosas.

Arelys Ruano Machado, especialista ambiental de la sede villaclareña de la Empresa Nacional de Investigaciones Aplicadas, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que desde principios de 2020 se implementan diferentes programas integrales de conservación de los ecosistemas, sobre todo en Caibarién y Manicaragua, enfocados al aprovechamiento productivo de la tierra.

En la costa noroeste del territorio, agregó, destaca la reforestación con plantas de coco que tributarán al consumo del turismo, en más de 100 hectáreas (ha), donde se intercalan cultivos como boniato, maíz, yuca y plátanos, a cargo de la Unidad Empresarial de Base de Remedios, perteneciente a la Empresa Provincial Agroforestal.

Por su parte, la Finca Integral Forestal (FIF) El Sijú, en Manicaragua, se suma al plan de manejo socio-agrícola y ambiental por la conservación sostenible del patrimonio natural en las lomas del Escambray villaclareño, confirmó Orelvis Romero, funcionario del CITMA en el territorio.

Los trabajadores de la FIF no solo protegen la reserva acuífera de las turbas que filtran desde las montañas (afluentes de la cuenca alta del Arimao) y contribuyen al riego de diversos sembrados, sino que también rehabilitan el terreno para retener la materia vegetal que funciona como abono orgánico y evitar los arrastres de agua que erosionan el suelo, señaló.

Según René Yera, técnico senderista del Sijú, en el área se sigue el principio básico de intercalar, de forma sucesiva, los cultivos agrícolas para el consumo social con la producción de posturas de árboles maderables y frutales que favorecen la restauración de las plantaciones y elevan el índice de boscocidad de la cordillera.

En la actualidad, la FIF certifica la bonificación de todas las actividades silvícolas en más de 300 ha, con la premisa de hacer, del hombre común un habitante del bosque que se encargue de la gestión ambiental sostenida.

Durante el último quinquenio y como parte de proyectos ambientales de carácter internacional, la delegación del CITMA y el Órgano de Montaña en la provincia facilitan medios de trabajo para el manejo forestal y ofrecen capacitaciones a los campesinos del territorio para que -siempre en armonía con el entorno– exploten la tierra y aumenten, al máximo, los niveles de eficiencia productiva.
 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar