All for Joomla The Word of Web Design

Centro de investigación contribuye a disminuir las importaciones de semillas de calidad

 

1806-PAPAS.jpg

La Habana, 18 jun (ACN) Para la pasada campaña de siembra de papa el Instituto Nacional de Ciencias Agropecuarias (INCA) aportó alrededor de 80 toneladas de semillas del tubérculo a la Empresa Nacional de Semillas para su posterior comercialización al productor, estrategia que prevé disminuir las importaciones de este recurso.

El INCA es el único centro del país que trabaja el mejoramiento genético de la papa y tiene la misión de comenzar a producir semilla básica original de algunas variedades para comercializarla con el Ministerio de la Agricultura, explicó en entrevista exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias Juan Castillo Hernández, director de ciencia e innovación tecnológica del Instituto.

Con el incremento de la producción nacional de semilla disminuirá la importación, aunque siempre se va a tener que utilizar cierta cantidad traída del exterior, porque parte de ellas se utiliza para reproducirlas, almacenarlas en frío y el próximo año iniciar la campaña, explicó.

El directivo tiene la expectativa de que a partir de este 2020 se vea un despegue en la cosecha de papa pues ya cuentan con alrededor de un millón de minituberculos listos para sembrar.

Además, de la obtención de semillas de papas nacionales, el INCA es reconocido en la Isla por desarrollar un gran número de variedades de plantas adaptadas al clima cubano y que son resistentes a las plagas que más afectan a las siembras en la nación.

René Florido Bacallao, director de desarrollo del centro, informó que especialistas de la institución enfocados en su línea investigativa de mejoramiento genético han obtenido 15 variedades de arroz, 16 de papa, 10 de tomate, 5 de soya, 2 de calabaza, una de frijol y dos de flor de Jamaica.

Su principal objetivo es incrementar los niveles de producción y a la vez reducir en cierta medida el uso de plaguicidas o fertilizantes, por lo que son muy demandadas por la agricultura, refirió.

La introducción de estas variedades en los campos del país es significativa, por ejemplo, alrededor del 50 por ciento de los tipos arroz que hay sembrados en Cuba son provenientes del INCA, explicó el directivo.

Gracias al Proyecto de Innovación Agropecuaria Local (PIAL), el centro científico puede llegar a productores de 12 provincias del país, quienes a través de los expertos conocen los beneficios de las variedades y las emplean en sus tierras.

El INCA, a pesar de contar con resultados fehacientes de la calidad de sus investigaciones en esta rama, no detiene sus proyectos e inició recientemente un programa para obtener variedades de maíz y de frijol, enfocado sobre todo en la calidad de estas plantas, destacó Juan Castillo Hernández.

Asimismo, desarrollan un programa de mejoramiento genético a través de la radiación ionizante con cobalto 60, gracias al cual se han obtenido un grupo importante de variedades de tomate y arroz, que hoy cobran fuerza, destacó.

Cuentan, además, con cuatro variedades de soya que tienen un ciclo de cultivo muy corto, de gran importancia para la obtención no solo de alimento animal sino también para la elaboración de yogurt y como suplemento de dietas.
 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar