All for Joomla The Word of Web Design
19
Febrero Miércoles

Para que perduren belleza y salud en playas de Villa Clara

Hermosas playas bordean al hotel Sercotel Experience del polo turístico Cayo Santa María, en el municipio de Caibarien, provincia de Villa Clara, Cuba,el 3 de mayo de 2018. ACN FOTO/ Arelys María ECHEVARRÍA RODRÍGUEZ

Los maravillosos balnearios naturales ubicados en la cayería y la existencia de otros, entre ellos algunos creados por el hombre en el litoral, son investigados y protegidos de manera regular desde los primeros años del presente siglo en Villa Clara.

Científicos del Centro de Estudios y Servicios Ambientales (CESAM), perteneciente a la filial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) en la provincia, estudian y buscan métodos para salvaguardar las playas y comunidades costeras.

Entre los proyectos desarrollados figuran el mejoramiento ambiental para su explotación de El Salto, Ganuza y Sierra Morena, en el litoral del municipio de Corralillo, donde funcionan tres instalaciones de campismo, de gran interés para la población.

Caibarién, el principal balneario de los villaclareños, se ha beneficiado con variados estudios y el vertimiento de arena, para un mayor disfrute de las miles de personas que visitan ese sitio cada verano.

Recogida de muestras para conocer la composición de la arena, la existencia de contaminación por hidrocarburos y la calidad del líquido, apto para el baño, entre otros parámetros se cuentan en los trabajos destinados a conocer la situación de la zona costera.

El vertimiento de 800 mil metros cúbicos de arena en el primer cuatrimestre del actual año en los cayos Las Brujas y Santa María, en el noroeste del territorio, se incluye en el empeño por recuperar sus parámetros de calidad.

Resultado de un análisis anterior, las acciones benefactoras de los balnerarios se insertan en los esfuerzos contra el cambio climático, agrupadas en el plan del Estado Tarea Vida.

Entre los quehaceres más importantes figura la evaluación y eliminación de vulnerabilidades que aceleran la erosión de las playas, dunas y dinámica costera en la cayería de los dominios villaclareños.

El cuidado de las zonas para bañistas se extiende también a Uvero, Piñón, Emilio Córdova y Juan Francisco, de gran interés para veraneantes de los municipios de Sagua la Grande, Encrucijada y Camajuaní, respectivamente.

La labor de resguardo del espacio costero incluye, además, los asentamientos de Isabela de Sagua, La Panchita y Carahatas.

Para que continúen entre los recursos económicos de Cuba, la tríada de cayos que forman parte del polo Santa María y la siguiente explotación de la industria sin humo de otros islotes arenosos como Esquivel, resulta imprescindible el quehacer en beneficio de la naturaleza.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar