La Habana, Lunes 25 de Marzo de 2019 07:03 pm

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

Cuba sigue incrementando el índice de bosques (+Fotos)

Compartir :
Tamaño letra:

0526-bosques-cuba2.jpg

 


La Habana, 26 may (ACN) El índice de boscosidad en Cuba llegó al 31,2 por ciento y el 69 por ciento de su área forestal figura en la clasificación de bosques de protección y conservación, según estadísticas del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA).
   Solo en las cuencas hidrográficas de interés nacional las plantaciones abarcaron a seis mil 200 hectáreas, precisaron especialistas del organismo en un resumen sobre las principales acciones del sector.
   Los hechos son atribuidos a la aplicación del Programa Nacional de Mejoramiento y Conservación de Suelos, sobre todo a la  reforestación de sus áreas y de las fajas forestales de protección de cauces y embalses, que han incrementado sus capacidades.

0526-bosques-cuba.jpg

  Las 11 cuencas de interés nacional son Cuyaguateje (Pinar del Río), Ariguanabo (La Habana-Artemisa), Almendares-Vento (La Habana-Mayabeque), Hanabanilla (Villa Clara-Cienfuegos), Sagua la Grande (Villa Clara), y Zaza (Villa Clara-Sancti Spíritus).
   Además, Cauto (Holguín, Las Tunas, Granma y Santiago de Cuba), Mayarí (Holguín-Santiago de Cuba), Guantánamo-Guaso (Holguín-Santiago de Cuba-Guantánamo)  y Toa (Holguín-Guantánamo).0526-bosques-cuba3.jpg
   Una cuenca hidrográfica es un territorio drenado por un  sistema natural; es decir, que sus aguas dan al mar a través de un río o que las vierte a un lago endorreico, que no evacua cantidades significativas, de acuerdo con fuentes especializadas.   
   La hidrográfica se diferencia de la hidrológica en que la primera se refiere exclusivamente a las aguas superficiales, mientras que la segunda incluye las subterráneas.
   Cuba debe estar cubierta de bosques en un 40 por ciento, considerado su potencial, aunque su crecimiento comenzó a experimentarse después del triunfo de la Revolución en 1959, cuando apenas llegaba al 14 por ciento.  
   Respecto a las áreas protegidas, se mantienen las 103 aprobadas oficialmente, de las cuales 57 son de significación nacional y 46 local, lo que  constituye el 15, 84 por ciento del archipiélago en su conjunto.
   Sin embargo, una evaluación de la efectividad del manejo reveló un estimado del 89,32 por ciento, equivalente a una calificación de medianamente satisfactoria.    

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar

Especiales (3)

Según los sabios es Matanzas una de las provincias cubanas más vulnerables al cambio climático, de ahí que no haya tiempo para dormirse en los laureles ante el peligroso fenómeno cuando se trata de poner a resguardo vidas y recursos.

Manuel Sanguily Garrite, quien alcanzó el grado de coronel del Ejército Libertador en la Guerra de los 10 años contra el dominio colonial (1868-1878), además de patriota, fue un intelectual brillante y un político honrado que dejó profunda huella en la historia nacional.

Era el 14 de enero de 1959, y en un local ubicado en el antiguo campamento militar de Columbia que todavía conservaba  documentos y símbolos  del ejército  de la dictadura, un grupo de jóvenes oficiales del Ejército Rebelde iniciaban las acciones  del Departamento de Investigaciones del Ejército Rebelde (DIER), por indicaciones del máximo líder de la Revolución, Comandante Fidel Castro Ruz.

Matanzas es una ciudad predestinada a ser turística –afirmó Leonel Pérez Orozco, Conservador de la primera urbe moderna en Cuba-, porque, además de todos sus aportes a la cultura, mantiene un equilibrio perfecto entre los paisajes naturales y la arquitectura.

La primera sensación que recuerdo cuando intenté levantarme al día siguiente fue un ardor insoportable, como si algo allá en la herida me estuviera quemando. ¡Muchacha, esos son los tejidos estirándose!, decían en tono de explicación abreviada y escasamente estimulante.