Aprovechan avileños la madera que derribó el huracán Irma

1024-arbol-caido-irma.jpg


Ciego de Ávila, 24 oct (ACN) Los árboles derribados en los 10 municipios avileños totalizaron 342,7 hectáreas en zonas rurales y urbanas, las cuales en su mayoría se siguen recuperando, conoció la ACN en el Puesto de Mando de la Delegación Territorial de la Agricultura.
El rescate maderable suma decenas de miles de varas, soleras, cintillos, postes, horcones, vigas, tablas y listones de palmas reales, suministrados a Comercio Interior para su distribución a familias damnificadas por el meteoro, expresó Eusebio Rosales, especialista de la rama forestal.
Una buena parte de la floresta dañada fue convertida en bolos, madera rolliza, leña para combustible en los hogares y elaboración de carbón vegetal, agregó Rosales.
En el límite de los municipios de Bolivia y Esmeralda hubo campesinos perjudicados por el Irma que forraron las paredes de sus viviendas con tablas de palma real cepilladas y pintadas, y en lugar de puntillas usaron taladros, por la dureza de las fibras.
Tabacaleros del municipio de Florencia también se favorecen con guano de palma real y cujes para casas de cura de la aromática hoja y aposentos afectados, aunque la mayoría proviene de varias provincias, incluida Ciego de Ávila.
Entre las especies arrancadas de cuajo por la furia de los vientos del Irma figuran plantas preciosas como caoba, majagua, cedro, ácana, roble y caguairán, que requieren de años para su crecimiento ideal.
Todas son importantes en la ebanistería, artesanía, tallados, instrumentos musicales, carpintería, puertas y ventanas, lo que significará grandes esfuerzos y recursos para recobrar lo perdido, plantaciones que necesitarán años para su restablecimiento.
Restituir la superficie perjudicada es un gran reto para los encargados de reforestar las hectáreas desoladas por el impacto de vientos que en ocasiones sobrepasaron los 250 kilómetros por hora, y torrenciales aguaceros durante varios días.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar