Toties, habituales en el parque Leoncio Vidal

toties.jpg

Santa Clara, 19 mar (ACN) Si la plaza de San Marcos, en Venecia, Italia tiene sus palomas, el parque Leoncio Vidal, de esta ciudad, recibe a diario la visita de miles de totíes, ave endémica de Cuba que hace gala de su presencia en el principal espacio público de la urbe.
Cuando la tarde comienza a declinar, las bandadas de alados negros llegan y se posan en la floresta que adorna el lugar, abundantes y variados árboles donde pasan la noche, para levantar el vuelo al amanecer.
A pesar de que las excretas de los plumíferos caen sobre los bancos o en la ropa de algún transeúnte, con el consabido malestar para los pobladores de la central ciudad cubana, esta es una incomodidad irremediable.
Los pájaros negros se ganaron un sitio en la cotidianidad del parque, corazón de la localidad, que no se concibe sin su concurrencia.
En Cuba existe un refrán muy popular : la culpa de todo la tiene el totí, en referencia a quien carga con los errores de otros, mientras para los supersticiosos, su llegada es signo de mal augurio.
Ave de color negro lustroso, con patas y pico del mismo color, mide alrededor de unos 27 centímetros de largo, suele causar estragos en cultivos de arroz aunque acostumbra alimentarse de forma variada, además con semillas silvestres, fruticas, maíz y millo.
No se sabe con certeza de donde vienen, ni hacia que sitio van, lo que resulta exacto, como un reloj, es la hermosa llegada de los pájaros al atardecer, animales que no se amedrentan con los motores de los autos, la música de los alrededores ni las voces de los niños en sus juegos.
Los totíes se ganaron un espacio en el “Leoncio Vidal “, a fuerza de persistencia en el tiempo, por lo tanto cuando se piensa en la principal plaza local, Monumento Nacional, se incluye el habitual revoleteo de esas aves.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar