Mantienen control sobre calidad del agua en bahía de Cienfuegos

 

bahia-cienfuegos.jpg

Cienfuegos, 23 dic (ACN) Expertos del Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos (CEAC) continuaron durante este año la vigilancia sobre la calidad de las aguas de la bahía de Cienfuegos, una de las más estudiadas del país mediante un programa de monitoreo sistemático.

   Mabel Seisdedo Losa, investigadora auxiliar del CEAC, refirió que durante el 2015 la evaluación para la etapa lluviosa mostró signos de deterioro significativos respecto al período seco, sobre todo en indicadores como la transparencia y la acumulación de materia orgánica.

  Señaló que de una calidad aceptable en febrero, los muestreos realizados en el ecosistema a mediados de septiembre evidenciaron un índice clasificado de mediocre, con mayor afectación para el lóbulo norte, en lo fundamental asociado a la incidencia de la actividad industrial y urbana.   

   Entre los factores que condujeron a los actuales resultados mencionó los aportes de cargas contaminantes provenientes del río Damují, el arroyo Inglés y los drenajes pluviales de la ciudad, así como también el funcionamiento deficiente de algunos sistemas de tratamiento de residuales.

   También explicó que la escasez de precipitaciones en la época más lluviosa influyó en la elevación de las temperaturas y la poca variación de los niveles de salinidad, afectando el proceso natural de renovación de las aguas.   

  No obstante, indicó que por sus características de sistema semicerrado, el cuerpo de agua en estudio siempre ha mantenido concentraciones de materia orgánica elevadas, con respecto a la norma utilizada para evaluar los recursos hídricos con uso pesquero.

   La abundancia de nitratos y amonio resultaron otras de las variables hidrológicas medidas de forma desfavorable, vinculadas a florecimientos nocivos de microalgas que fueron reportadas a finales del mes de julio en zonas de baños del círculo juvenil Villena y La Punta.

  Con más de 88 kilómetros cuadrados, la bahía cienfueguera destaca entre los principales ecosistemas de la región centro sur de Cuba, en permanente observación a través de un programa de monitoreo que data de 1990.

  La reciente puesta en funcionamiento de una moderna planta de tratamiento de residuales en el Hotel Jagua forma parte de un plan de acciones, en el cual intervienen varios sectores de la provincia, para erradicar los vertimientos desde fuentes en tierra.

  El mantenimiento sistemático a los sistemas de tratamiento y el adecuado manejo de los desechos peligrosos, destacan entre otras medidas encaminadas a favorecer la protección del entorno marino.

   En ese sentido sobresalen industrias como la termoeléctrica, la refinería de petróleo y el poligráfico, además de varias instalaciones del turismo comprometidas en mitigar los efectos de la contaminación.    

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar