Acciones protectoras del suelo en las montañas

macizo_guamuhaya.jpg

Jibacoa, Villa Clara, 5 sep (AIN) Reducir al mínimo la acidez de los suelos del macizo Guamuhaya en el centro de Cuba, es el objetivo principal del proyecto que ejecutan, desde  hace dos años,  expertos del Instituto de Investigaciones agroforestales, de Villa Clara.
   Merardo Ferrer, director de la entidad científica, explicó a la AIN que la acidez es frecuente en las zonas más altas de la serranía, donde se cultiva el café Cristal de la Montaña, considerado por los especialistas el de mejor calidad del país.
   Entre las áreas más dañadas están la franja de Topes de Collantes, en Cienfuegos, y La Herradura, en Villa Clara, las cuales reciben esmerada atención profesional, acotó.
    Las primeras acciones se realizaron con abonos naturales para retribuir minerales y otros nutrientes, además de la siembra de plantas que aportan los elementos que el suelo necesita en esos lugares, explicó.
    Estudios posteriores mostraron la persistencia de un ph muy ácido, por lo que se comenzó a suministrar sistemáticamente carbonato de cal para contrarrestar esa situación, aseveró.
  Osnel López, de la Unidad Básica de Producción Cooperativa La Herradura, en Villa Clara, significó a la AIN que comenzaron el trabajo del mejoramiento del suelo en el 2011, cuando tenían prácticamente todas las tierras afectadas e improductivas.
   Estructuramos un sistema agrícola sobre bases ecológicas y redujimos al mínimo el uso de sustancias químicas, además, empezamos las siembras en curvas en las laderas de las lomas, e incrementamos las barreras vivas, explicó.
  López agregó que la capacitación e instrucción de los obreros fue determinante en el establecimiento de esta nueva manera de cuidar la tierra, modo que se incorporó permanentemente a la planificación personal del trabajo.
   Cuando los análisis reportaron el aumento de algunos macro nutrientes esenciales del suelo, comenzamos a verter carbonato de cal, lo que mejoró mucho la calidad de la zona.
   Para ejemplificar el caficultor refirió que en el 2011 en esa área el ph era de seis y en el 2014 reportaba 4,2.
   Esta variación muestra la eficacia del trabajo y la necesidad de que todas las personas cuiden la tierra, porque los daños que pueden ocurrir en poco tiempo llevan años para eliminarse, afirmó.    

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar