All for Joomla The Word of Web Design

Conservación de rareza botánica ocupa a pioneros montañeses

Foto: PLArtemisa, 29 abr (AIN) Una tradición en el cuidado de la naturaleza establecieron pioneros montañeses de San Cristóbal, Artemisa, con el programa de preservación de helechos arborescentes, plantas sólo visibles en Cuba.
   Este proyecto suma varios años de experiencia en  escuelas del Consejo Popular de Niceto Pérez, área de la Sierra del Rosario, a partir del significado histórico y científico de esos ejemplares, reportados además de en el occidental territorio, en Villa Clara y algunos sitios del oriente del país.
   Tal programa de alcance comunitario incluye la capacitación y acciones directas para la protección de unos mil reportados actualmente en estos bosques, de donde antes se extrajeron de modo indiscriminado con fines ornamentales o destinados a la producción de madera y carbón.
   Expertos sostienen que en el período carbonífero se propagaron con fuerza estos helechos de troncos altos, de casi 12 metros, coronados por hojas compuestas en la cúspide, algo parecidas a las palmeras.
   Los pioneros autodenominados Defensores de los Arborescentes realizan conversatorios, monitoreos, cercan las poblaciones, confeccionan carteles con mensajes que alertan de la prohibición de la tala e imprimen un boletín trimestral sobre la  flora cubana, estimada en alrededor de nueve mil especies.
   Se cuentan entre ellas las plantas más raras y únicas, como estas protegidas en territorio artemiseño, las que constituyen tesoros botánicos, mediante los cuales las ciencias pueden desentrañar secretos de la vida en la tierra, motivación que da vida al proyecto en vigencia, asegura Ayneris Ariste, alumna del centro de enseñanza mixto Jesús Martínez.
   En el caso de los helechos, remota familia de plantas no florecidas, unas formas se sustituyeron por otras, siempre distinguidas por la maravillosa diversidad de apariencia de sus hojas, cautivadoras en los bosques húmedos tropicales.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar