La Habana, Jueves 13 de Diciembre de 2018 02:51 pm

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 

Médicos cubanos: En Brasil brindamos lo mejor de nosotros

Compartir :
Tamaño letra:

20181125ALR_01.jpg

La Habana, 25 nov (ACN) En Brasil brindamos lo mejor de nosotros y por eso fuimos bien acogidos, a tal punto que casi podría decirse que hicimos nuestras familias allá, aseguró en esta capital la doctora Dayainis Pérez, una de los 20 mil colaboradores que prestaron asistencia médica en el país sudamericano y que hoy regresó a Cuba.
En declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias, la especialista comentó que los pacientes se quedaron maravillados porque nunca antes habían recibido una atención como la de los colabores de la Isla y que por eso estarán eternamente agradecidos.
Contó que trabajó en un área rural donde los pacientes anteriormente no tenían acceso a los médicos todos los días de la semana; de inmediato, el pueblo se encariñó, pues no estaba acostumbrado al trato solidario del profesional cubano.
El médico Ernesto Fidel Córdova dijo a la ACN que desde que Jair Bolsonaro ganó la presidencia de Brasil, esperaban una respuesta cubana tal y como la que se dio.
“En cuanto recibimos la noticia, el lugar donde trabajaba se convirtió en centro de llanto de todos los pacientes que estaban allí. Enseguida empezaron a movilizarse y a preguntar qué debían hacer para que nos quedáramos”, relató.
Añadió que los médicos de la nación antillana les explicaron a sus pacientes que regresaban por dignidad, y les demostraron con hechos que las afirmaciones de Bolsonaron no eran ciertas, pues para nada eran esclavos, los familiares sí podían ir a visitarlos a Brasil y que estaban de acuerdo con dejar el por ciento del salario para mantener los programas sociales
en Cuba.
Ambos especialistas coincidieron en que el principal pedido del pueblo de Brasil con el que mantuvieron contacto directo por más de un año, era que se quedaran.
Así también sucedió con la doctora Alianis Tamayo, quien estuvo en el nordeste de Brasil, donde existe una de las zonas más pobres, y fue de las primeras doctoras en ese lugar.
Esta fue su primera misión, atendía unos 25 pacientes diarios, entre las siete de la mañana y las cinco de la tarde; y como era la única especialista en medicina de la zona, en las noches siempre había alguna madre con un niño en brazos, o un anciano, para hacer una consulta.
Dayainis Pérez manifestó que en Brasil cumplía una labor de la Revolución, y que regresó “porque tengo familia en Cuba, amo mi país: de aquí soy y aquí seguiré creciendo”.