La Habana, Sábado 23 de Marzo de 2019 11:19 am

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 

Entre historias de vida e intenso trabajo Cojímar se recupera (+Fotos)

Compartir :
Tamaño letra:

Trabajadores de la Unidad Empresarial Básica de la Administración Local, laboran en la construcción de muros perimetrales en las casas dañadas por el huracán Irma, en la localidad de Cojimar, en La Habana, el 24 de septiembre de 2017. ACN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ

La Habana, 25 sep (ACN) Las tristes imágenes de las afectaciones provocadas por las penetraciones del mar y los vientos huracanados de hace dos semanas van quedando en el recuerdo de muchos pobladores de Cojímar, gracias al empeño y la voluntad con que se reanima ese poblado costero del este de la capital.
   Desde bien temprano y hasta el anochecer, en varias cuadras de la calle 21, donde fueron mayores los daños provocados por el embate del huracán Irma, el ajetreo es intenso.
    Por una parte se distribuyen materiales de la construcción y otros insumos a las primeras familias, de las tantas que se beneficiarán con la ayuda del Estado, y por otra, unidades de Comercio, Gastronomía y de la Industria Alimentaria refuerzan sus servicios en la zona.
    Roilán Rodríguez, miembro del Buró Municipal del Partido Comunista de Cuba (PCC) en Habana del Este, dijo a la ACN que además del saneamiento de calles, de la recogida de escombros y de la atención diferenciada a cada damnificado en aras de que nadie quede desamparado, se rescatarán instalaciones sociales dañadas.
   En ese sentido, mencionó el pequeño Malecón en el centro histórico, cuya reparación ya ejecuta la ECOA número 53; el Club La Costa, un punto de venta de gas cercano a esa unidad, el viejo estadio y una bodega en la calle 21.     
   Dirigentes del PCC y del Gobierno en la provincia y en el municipio de Habana del Este, en su condición de miembros de los Consejos de Defensa a esos niveles, visitan los casos más críticos.
   Los directivos verifican si en los inmuebles más afectados ya estuvieron los grupos de trabajo integrados por representantes de las direcciones de Vivienda, Trabajo, Planificación Física, Comercio Interior y del Banco, y preguntan a los damnificados cómo los atendieron y qué les preocupa.
   En los casos en que ha faltado la información clara y oportuna, o ha habido demoras en responder o solucionar algún asunto, de inmediato ha sido llamado el directivo responsable.
   Los damnificados se dirigen a la Oficina de Trámites abierta en la sede del Consejo Popular, para esclarecer dudas o inquietudes, y definir la forma de pago de los materiales de construcción asignados.
   El humanismo de la Revolución sale a flote en historias de vida como la de María Antonia Salas, una niña santiaguera de nueve años de edad que el ciclón encontró en casa de una tía, a escasos metros del mar, donde se restablecía de una reciente operación a corazón abierto, y que ya recibe atenciones especiales.
   La solicitud de teléfono de Farah González, de 68 años de edad, se convirtió en una prioridad para el gobierno local, pues además de perderlo todo durante el azote de Irma, no dispone de ese medio para avisar ante una crisis de cardiopatía, o de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica que padece, además de diabetes e hipertensión.
   En la misma cuadra de Farah, donde el mar transformó la fisonomía de las casas, estudiantes de la Universidad de La Habana como Lissett Alfaro, de la Facultad de Matemática y Computación; y Regla Rosales,  de la de Filosofía e Historia, se unieron a la recogida de escombros en una de las viviendas seriamente dañadas.
   Las jóvenes universitarias hablaron de convocar a los miembros de sus brigadas para volver allí esta semana.
   Qué decir de mujeres como Greisy Grahan, de 42 años de edad y madre de cuatro muchachos, cuya vivienda sufrió derrumbe total y decidió optar por un crédito bancario, pues en su opinión "no todo se le puede cargar al Estado".  
   Como trabajadora, junto a mi esposo, puedo poco a poco ir pagando esa ayuda de la que me informaron llegará de inmediato con la edificación de una nueva vivienda, distante de la zona costera, expresó a la ACN.
   Vecinos como Rolando Peña y Amaray Tores manifestaron su satisfacción de contar ya con los materiales, cuya transportación asumió el propio Estado, para también con brigadas de empresas constructoras levantarles el muro perimetral de sus respectivas viviendas, derribado por la penetración del mar.

Trabajadores de la Unidad Empresarial Básica de la Administración Local, laboran en la construcción de muros perimetrales en las casas dañadas por el huracán Irma, en la localidad de Cojimar, en La Habana, el 24 de septiembre de 2017. ACN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ

Trabajadores de la Unidad Empresarial Básica de la Administración Local, laboran en la construcción de muros perimetrales en las casas dañadas por el huracán Irma, en la localidad de Cojimar, en La Habana, el 24 de septiembre de 2017. ACN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar