La Habana, Sábado 18 de Noviembre de 2017 12:51 pm

 ACN Hoy     Bloqueo     Elecciones                                                                  Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 

Protegen productos agrícolas ante proximidad de huracán

Compartir :
Tamaño letra:

Abastecimiento de productos alimenticios procedentes de los polos productivos de la provincia, llega a los mercados agropecuarios, como una medida de protección a la población por la amenaza del huracán Irma, en Santiago de Cuba, el 6 de septiembre de 2017. ACN FOTO/ Miguel RUBIERA JÚSTIZ

Santiago de Cuba, 6 sep  (ACN) Trabajadores del sector  agropecuario en la provincia de Santiago de Cuba protegen la producción de alimentos y la ganadería, por los peligros del huracán Irma y cumpliendo lo establecido en la fase de Alerta Ciclónica.
Según se conoció en el Consejo de Defensa Provincial (CDP) adelantaron la  recogida de viandas, frutas y vegetales para evitar su pérdida por inundaciones o fuertes lluvias, al tiempo que  en la esfera azucarera limpian canales con iguales propósitos.
    William Hernández, delegado de la Agricultura en el territorio, informó a la ACN que en los principales polos productivos incrementaron la recogida de viandas, hortalizas y vegetales entregados a Acopio para su pronta distribución y venta a la población.
    Más de 11 mil latas de café maduro en el campo son recolectadas por los campesinos y productores para preservarlas,  además se ocupan del aseguramiento de los centros beneficiadores en las montañas incluidas las despulpadoras ecológicas dispuestas para la actual cosecha.
    Igualmente trasladaron a lugares seguros el ganado, aseguraron casas de cultivos tapados, equipos tecnológicos dedicados al riego,  tractores, camiones y desmontaron los molinos de viento en cooperativas y fincas, mientras que las pequeñas industrias están preparadas para procesar  frutas en caso que sea necesario.
    Los avicultores laboran para  preservar las naves de las gallinas ponedoras y al mismo tiempo acumular huevos, puntualizó Hernández.
    Una visita a las naves de Acopio en el municipio de Santiago de Cuba mostró el ir y venir constante de camiones para distribuir productos a los mercados,  así como el consumo social en hospitales, albergues, hogares maternos y de ancianos y, la protección a la zona del litoral.
   Katiuska Sanfor, comercial de esa entidad, explicó que reciben alimentos  del agro de otras provincias, por lo cual laborarán 24 horas si es necesario para que la población tenga en sus hogares  lo indispensable para consumir en estos días en que se prevé el huracán azote el territorio.
   De igual forma colectivos de Servicios Comunales y de otros organismos incrementan la poda de árboles y su recogida en las zonas urbanas para prevenir daños en las redes eléctricas y telefónicas.
   Habitantes de los edificios multifamiliares en centros urbanos de esta urbe se adelantaron al paso posible del huracán y empezaron  a amarrar tapas y tanques de las azoteas para guardar agua e impedir que los fuertes vientos destruyan esos depósitos.
   Bertha Portuondo, ama de casa, destacó como fortaleció puertas y ventanas con tablas y puntillas y aconseja a otras personas que hagan lo mismo.