El uso en el español de cifras o palabras

 

El uso en el español de cifras o palabras

En cuanto al uso de cifras o palabras en la escritura de las expresiones numéricas depende del tipo de texto de que se trate, la complejidad del número que se deba expresar o el contexto de uso. Así, en textos científicos y técnicos es más normal el empleo de cifras por su concisión y claridad.

En cambio, en obras literarias y textos no técnicos en general resulta preferible, salvo que se trate de números muy complejos, el empleo de palabras en lugar de cifras. A tono con todo ello, se brinda una serie de recomendaciones que responden a las tendencias más extendidas.

Leer más: La numeración ordinal

Se escribirán preferentemente con palabras:

  1. Los números que pueden expresarse en una sola palabra, esto es, del cero al veintinueve, las decenas (treinta, cuarenta, etc.): Tiene cinco nietos: dos varones y tres hembras. Se incluye los dígitos –léase del 0 al 9–: Compró ocho novelas latinoamericanas.
  2. Los números redondos que pueden expresarse en dos palabras: Trescientos mil.
  3. Los números inferiores a cien que se expresan en dos palabras unidas por la conjunción y (hasta noventa y nueve): Falleció hace treinta y nueve años. No se recomienda mezclar en un mismo enunciado números escritos con cifras y números escritos con palabras.
  4. En textos no técnicos es preferible escribir con palabras los números no excesivamente complejos referidos a unidades de medida. En ese caso no debe usarse el símbolo de la unidad, sino el sustantivo correspondiente: Los últimos veinte kilómetros se hicieron interminables. De utilizarse el símbolo, es obligado escribir el número en cifras.
  5. Las fracciones, fuera de contextos matemáticos, Dos quintos de los encuestados votaron a favor.
  6. Los números que corresponden a cantidades o cifras aproximadas: Habría unas ciento cincuenta mil personas en el desfile.
  7. Los números que se utilizan expresivamente o forman parte de locuciones y frases hechas: En eso, ella es el número uno. / Tiene un genio de mil demonios.

Veamos a continuación la escritura en español de expresiones numéricas empleadas habitualmente en textos de carácter general, como la hora, la fecha o los porcentajes.

Leer más: La numeración cardinal

En el caso de la hora, conviven dos modelos de expresión: el dividido en veinticuatro horas del día en dos períodos de doce horas (doce diurnas y doce nocturnas) y el que numera correlativamente las veinticuatro horas (común en el ámbito militar).

En el primer modelo, al quedar dividido en dos períodos de doce horas, de forma que para indicar cada una de ellas se emplean los números del 1 al 12 o los números cardinales correspondientes (una, dos, tres, etc.).

Cuando la hora se escribe con este modelo, a fin de despejar posible dudas en su interpretación, se emplean las abreviaturas a.m. (antes del mediodía) y p.m. (después del mediodía): 4 a.m. (cuatro de la madrugada o de la mañana). Para las doce de la mañana se recomienda el empleo de la abreviatura m., mientras que a la medianoche la expresión 12 a.m.

Leer más: La numeración

En el segundo modelo la hora se escribe normalmente con presencia de la abreviatura de hora: Regresó a las 16:00 h. Según el estándar internacional, deben emplearse dos dígitos por cada elemento (dos para la hora, dos para los minutos y dos para los segundos, aunque estos últimos se suelen omitir): 03:07, aunque también es frecuente que estos dos 0 pueden omitirse si tras la indicación de la hora se escribe el símbolo h: El avión llegó a las 22 h.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar