La numeración

 

numeros.jpg

Los números pueden representarse en la escritura a través de símbolos, denominados cifras, o de palabras, denominadas numerales. Aunque se usen de manera indistinta en la lengua común, los términos número y cifra no deben confundirse: los números son entidades abstractas que expresan cantidad, mientras que las cifras son los símbolos que se utilizan para representar gráficamente los números.

A su vez, el término cifra puede usarse con dos sentidos: para referirse a cada uno de los símbolos que componen individualmente la representación gráfica de un número (que en la numeración arábiga decimal son los comprendidos en la serie del 0 al 9); o para referirse al conjunto formado por varios de ellos en la representación de un número concreto. Por eso decimos, por ejemplo, que el número 327 es la cifra que representa el número correspondiente. Con el primer sentido indicado, cifra y dígito son sinónimos, de ahí que también pueda decirse que el número 327 tiene tres dígitos.

Matemáticamente, un número es la expresión de una cantidad en relación con su unidad. Para representarlos mediante signos se utilizan dos sistemas: la numeración arábiga y la numeración romana.

La numeración arábiga está basada en el empleo de diez símbolos (0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9), con valores que dependen de su posición dentro del número. Según esa relación, los números se dividen en cardinal, ordinal, multiplicativo o proporcional y fraccionario o partitivo.

La numeración cardinal son cada uno de los números enteros en abstracto: cero, uno, veinte, ochocientos. La elección de cifras o letras dependerá del tipo de texto de que se trate y la complejidad del número, unido a la práctica de normar los diferentes casos que concurran. De acuerdo con nuestros hábitos, los números cardinales se escriben en una sola palabra hasta el veintinueve, además de las decenas y centenas: En el accidente hubo veintinueve heridos. / Participaron treinta deportistas. / Se presentaron quinientos concursantes. / Cuarenta y seis delegados votaron a favor.

Las unidades de millar, esto es, los números de cuatro cifras, se escriben sin espacio de separación: La matrícula de la escuela es de 2486 alumnos.

A menudo se emplean para expresar orden, sustituyendo así a los ordinales, no solo en cantidades largas –a veces de difícil comprensión–, sino también en números bajos: Se conmemoró el cuadragésimo noveno aniversario del triunfo. / (Se conmemoró el cuarenta y nueve aniversario del triunfo). / Vive en el sexto piso. (Vive en el piso seis).

En los millares no se aconseja mezclar cifras y letras en su representación: La capacidad es de 60 000 personas. No así en los millones, por ser muy largas: La inversión ascendió a 15 millones de euros. / Se les hizo un préstamo de 12 000 millones de dólares.

Aunque en español se prefiere escribir con letras los números que puedan expresarse en una sola palabra, la práctica en muchos ámbitos sigue la norma ortotipográfica de hacerlo solo con los dígitos, es decir, del cero al nueve: Hoy faltaron cinco alumnos. / Se seleccionaron 40 aspirantes.

Cuando van junto a unidades de medida se escribirán con cifras y un espacio de separación entre el número y el signo: Caminaron 8 km sin detenerse. En los porcentajes mediará también espacio: Votó el 94 % de la población.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar