All for Joomla The Word of Web Design

La concordancia nominal

 

Un tema que merece especial atención en la lengua es la llamada concordancia, que no es más que la coincidencia obligada de determinados accidentes gramaticales (género, número y persona) entre distintos elementos variables de la oración. De ella se pueden distinguir dos tipos: la concordancia nominal y la concordancia verbal.

La concordancia nominal es la que establece el sustantivo con el artículo o los adjetivos que lo acompañan: La nueva maleta. / Aquellos viejos retratos.

O el pronombre con su antecedente o su consecuente: A tus nietos los vi ayer. / Les di tu dirección a los amigos.

O el sujeto con el atributo, con el predicativo o con el participio del verbo de la pasiva: Su hijo es un santo. / Ella se encontraba cansada. / Esas edificaciones fueron construidas a principio de siglo.

En el caso de la concordancia verbal, la coincidencia es de número y persona, la que se establece entre el verbo y su sujeto: Ellos bailan muy bien.

Entre las reglas generales de la concordancia se halla la coordinación de dos o más sustantivos o pronombres en singular, siempre que cada uno de ellos se refiera a un ente distinto, forma un grupo que concuerda en plural con el adjetivo o el pronombre, o con el verbo del que son sujeto: El amarillo, el verde y el rojo son colores primarios.

La coordinación de dos o más sustantivos o pronombres de diferente género gramatical forma un grupo que concuerda con el adjetivo o con el pronombre: Ahora la causa y el resultado eran otros.

Si entre dos o más elementos coordinados hay un pronombre de segunda persona (y ninguno de primera), la concordancia con el verbo y con los demás pronombres se establece en tercera persona del plural: Tú y él son unos testigos fundamentales.

De haber un pronombre de primera persona, la concordancia se establece en primera persona del plural:¿Recuerdas ese día en que bailamos Juana, tú y yo?

Veamos un grupo de casos especiales de concordancia tanto en la nominal como en la verbal.

HI-CONCORDANCIA.jpg

En la concordancia nominal cuando hay un determinante único para varios sustantivos, como cuando se coordinan dos o más nombres concretos cuyos referentes son entidades distintas. Lo normal y recomendable es que cada uno de ellos vaya precedido de su propio determinante: Se hizo uso ilegal de mis propiedades y mis bienes.

Cuando un adjetivo califica a dos o más sustantivos coordinados y va pospuesto a ellos, lo más recomendable es que el adjetivo vaya en plural y en masculino si los sustantivos son de distinto género: Tiene el pelo y la barba rizados.

De ser un adjetivo que califica a varios sustantivos coordinados y va antepuesto a ellos, lo normal es que concuerde solo con el más próximo, tanto en género como en número: La buena vigilancia y control nocturnos brillan por su ausencia.

Cuando un adjetivo califica a dos o más sustantivos unidos por la conjunción o y va pospuesto a ellos, deben distinguirse dos casos: si la conjunción es propiamente disyuntiva, es decir, denota exclusión, se recomienda que el adjetivo vaya en plural y en masculino si los sustantivos son de género neutro para dejar claro que el adjetivo califica a todos ellos: Hay veces en que un tobillo o una muñeca rotos no muestran alteración exterior.

Cuando la conjunción o denota identidad o equivalencia, es decir, une sustantivos que se refieren a una misma realidad, el adjetivo ha de aparecer en singular y en masculino si los sustantivos son de diferente género: El aerógrafo o pistola usado debe ser adecuado al compresor.

De ser varios adjetivos coordinados en singular que modifiquen a un sustantivo plural, se recomienda poner el sustantivo en singular, y si lleva determinante, repetirlo ante casa adjetivo: el Antiguo y el Nuevo Testamento

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar