All for Joomla The Word of Web Design

Los acrónimos y acortamientos

Al igual que las siglas, los acrónimos es un proceso de creación que se ha extendido mucho en la sociedad moderna, sobre todo por su desarrollo científico técnico. Hay siglas cuya estructura permite su pronunciación como palabras, lo que hace entonces que adquieran el nombre de acrónimos. Por su incremento se suman al léxico habitual en muchos casos.

Una sigla que se pronuncia como una palabra puede estar conformada por las primeras letras del enunciado que sustituye: ONU / FAR.

O solo tomar en cuenta los términos con valor lexical: láser (light amplification by stimulated emission of radiation).

Puede ser un vocablo formado al unir parte de dos palabras. Este último tipo de acrónimos funden dos elementos léxicos tomando, casi siempre, del primer elemento el inicio y del segundo el final: bit (binary digit) / transistor (transfer resistor) / radar (radio detection and ranging) / módem (modulator demodulator).

El significado de un acrónimo es la suma además de los significados de las palabras que lo generan. telemática (de telecomunicación e informática) / docudrama (de documental dramático) / teleserie (de tele y serie).

En español el proceso de acronimia –procedimiento en la formación de acrónimos– no es muy habitual, pero sí antiguo. Un ejemplo de ello fue el cambio en el siglo XV de la forma de respeto vos por vuestra merced, que evolucionó como vuesed y vusted para originar el acrónimo usted. La forma antigua aún convive en la abreviación: Vd.

Si las siglas se pronuncian como se escriben –esto es, como acrónimos– se harán con letra inicial mayúscula si son nombres propios, y además –se preceptúa hoy– si tienen más de cuatro letras: Egrem / Uneac / Mined.

Que los hay que no pasan de cuatro, por lo que todas sus letras irán en mayúsculas: UPEC / FEU.

De ser acrónimos a partir de nombres comunes, se ajustarán a las leyes de la acentuación gráfica y del número (singular o plural): radar – radares / láser – láseres / módem – módems.

El cuarto tipo de abreviación corresponde a los denominados acortamientos, voces creadas por reducción del cuerpo fónico de una palabra o expresión al eliminar un segmento final o, más raramente, inicial. Como es lógico, esa reducción es también gráfica cuando los acortamientos, que nacen casi siempre en la lengua oral coloquial, especialmente en el ámbito juvenil, pasan a la lengua escrita, formando así –por decirlo de alguna manera– una palabra nueva, que en ningún caso llevan punto. Se manifiestan dentro de las figuras de transformación llamadas aféresis, síncopa y apócope. La aféresis consiste en la supresión de algún sonido al principio de un vocablo: sicología por psicología / nomo por gnomo.

La síncopa es la supresión de algún sonido dentro de una palabra: cansao por cansado / legilar por legislar.

El apócope es cuando la supresión es al final de un vocablo:¡caballero! por ¡caballeros! / cien por ciento.

HDI_1.jpg

En Cuba son muy comunes un grupo de acortamientos por aféresis: pre > preuniversitario / agro > agromercado / moto > motocicleta / cine > cinematógrafo / auto > automóvil / otorrino > otorrinolaringólogo / foto > fotografía / porno > pornográfico / profe > profesor / electro > electrocardiograma / kilo > kilogramo.

La mayoría de los acortamientos mantienen el género de la palabra completa: el pre por el preuniversitario / la foto por la fotografía.

Cuando son sustantivos suelen seguir las reglas generales de la formación del plural: las motos / los agros.

Cuando funcionan como adjetivos son a veces invariables: películas porno / horas extra.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar