All for Joomla The Word of Web Design

Los puntos suspensivos

 

2507-PUNTOS.jpg

Tratemos ahora los últimos signos establecidos dentro de los de puntuación: los puntos suspensivos, formado por tres puntos consecutivos (…) –y solo tres–. La denominación de puntos suspensivos fue adoptada por la primera Ortografía (1741), al tiempo que se amplían las funciones del signo. Su nombre lo adquiere porque entre sus usos principales está el de dejar en suspenso el discurso. Deben aparecer siempre pegados a la palabra o el signo que los precede, y separados por un espacio de la palabra o el signo que les sigue. Si lo que prosigue es otro signo de puntuación, no se deja espacio entre ambos.

Se emplean para indicar, en una pausa transitoria, duda, temor, vacilación o dejar en suspenso la acción, y en minúscula la palabra que sigue si el enunciado no cierra: Tengo miedo de que… no regrese. / Bueno… tú sabes… él no tiene la culpa.

Si los puntos suspensivos cierran el enunciado, la palabra siguiente debe escribirse con mayúscula inicial: Si yo supiera que… Es triste pensar en eso ahora.

 

Al reproducir una cita textual, sentencia o refrán, omitiendo una parte: Le escuché decir: «A buen entendedor…». / En su carta de despedida escribió: «Otras tierras del mundo…».

Si al transcribir literalmente un texto y se omite una parte de él, se escriben dentro de paréntesis o corchetes: «El silencio ha tenido que ser (…) porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas».

Al final de oraciones abiertas o incompletas con mismo valor de etc.: Fue valiente, decidido, convincente…

Podrán concurrir con cualquier otro signo de puntuación. Si los puntos suspensivos finalizan el enunciado, no debe añadirse a ellos el punto de cierre: Será un lunes, un miércoles, un viernes…

Para insinuar en la escritura lo que se conoce por malas palabras: ¡Vete al c…!

Para crear expectación: Si yo te contara…

Sin embargo, detrás de una abreviatura se suma a ellos el punto que la cierra, de modo que entonces serán cuatro: Algunas abreviaturas con tilde son pág., cód., admón….

También habrá concurrencia con los dos puntos: Pensándolo bien…: es mejor que no vaya.

Los signos de interrogación o exclamación se escribirán delante o detrás de los puntos suspensivos, dependiendo de que esté completo e incompleto el enunciado: ¿Ya vinieron todos?... Seguro que sí. / ¡Si lo nombrara…! Creo que no aceptaría el cargo.

Con el punto y coma: Podría decirle que…; pero usted sabe que nunca se esforzaría en entenderlo.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar