All for Joomla The Word of Web Design

Los dos puntos

 

2806-dos_puntos.jpg

Otro de los signos en los diversos textos, junto con el punto, la coma y el punto y coma, son los dos puntos, que completan ese grupo de signos genuinamente delimitadores.

Indican lo que sigue en consecuencia o conclusión de lo que antecede y de quien habla; son una pausa precedida de un descenso en el tono, pausa mayor que la de la coma y menor que la del punto.

Al contrario de lo que ocurre con el punto, los dos puntos no indican que se termine la enumeración del pensamiento completo, pues detienen el discurso para así llamar la atención sobre lo que va a continuación, que siempre está en estrecha relación con el texto precedente.

Como pausa intermedia, en el siglo XVII español el signo de dos puntos convive con el punto y coma, hasta que finalmente los dos puntos adquieren el valor anunciativo característico de hoy.

Los dos puntos se escriben, como signo de puntuación, pegados a la palabra o el signo que les antecede, y separados por un espacio de la palabra o el signo que les sigue.

La palabra que aparece a continuación de los dos puntos deberá escribirse con inicial mayúscula o minúscula, según los casos.

Como regla general, se escribe minúscula tras los dos puntos que anuncian una enumeración o que establecen relaciones semánticas de diverso tipo entre las unidades que separan.

Se hará con mayúscula después de los dos puntos cuando se introduce una cita y en ciertos usos característicos de los textos epistolares.

Entre los usos de los dos puntos se encuentran:

  • ante apartados de enumeraciones independientes: Algunas características del español de Cuba son: a) el yeísmo; b) el seseo; c) el uso excesivo de diminutivos; d) relajación de la s a final de sílaba.
  • Ante enumeraciones de carácter explicativo: Tres son las provincias centrales: Sancti Spíritus, Villa Clara y Cienfuegos.
  • O anticipar los elementos de la enumeración: Blanco, rojo y azul: esos son los colores de la bandera cubana.
  • Preceden a las palabras dichas literalmente por otra persona: Martí escribió: «Crecer es el único modo de adelantar».
  • Tras las fórmulas de saludo: Estimado amigo:
  • En títulos y epígrafes: La pintura cubista: sus características.
  • En textos jurídicos o administrativos: RESUELVO: / CERTIFICO:
  • En una relación causa-efecto: Necesita hablar: era imprescindible.
  • Conclusión o resumen de la proposición anterior: La reunión terminó como se esperaba: no hubo acuerdos.
  • Verificación o explicación de la oración anterior: La casa es muy confortable: tiene sala, tres cuartos, cocina-comedor, dos baños, patio y terraza.

Sobre su contigüidad con otros signos, hay concurrencia con los de modalidad (exclamación e interrogación y puntos suspensivos), así como las comillas de cierre, paréntesis y rayas: Le escuché decir: ¡Válgame Dios! / Nos preguntó: ¿Irán todos? / Una cosa quedó clara…: el acusado no es culpable. / Ya lo dijo Terencio: «Nada humano me es…». / Cienfuegos tiene ocho municipios –de los 168 que tiene Cuba–: Abreus, Aguada de Pasajeros, Cienfuegos, Cruces, Cumanayagua, Lajas, Palmira y Rodas.

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar