All for Joomla The Word of Web Design

El punto y coma

 

2806-punto_coma.jpg

Un signo que no se debe obviar, pese a que su aparición no es frecuente y tiene algunos detractores, es el punto y coma.

Empezó a ser usado por los humanistas italianos y fue rápidamente difundido por la imprenta, tras la necesidad de ampliar el repertorio de signos para satisfacer una mayor distinción entre los elementos del discurso.

En España fue introducido por el gramático Felipe Mey en 1606; pero su implantación fue lenta debido a las dificultades para delimitar sus usos como signo intermedio frente a los dos puntos, que también se usaban en la época con ese valor.

De todos los signos de puntuación, el punto y coma es que mayor grado de subjetividad presenta en su empleo, pues en muchos casos es posible optar por otro signo de puntuación, como el punto y seguido, los dos puntos y la coma, de ahí que se haga difícil enumerar reglas concretas, sin que ello signifique que de él se deba prescindir. Se ha dicho que es un híbrido, como ya su propia grafía presupone.

Tradicionalmente se le define como el representante de una pausa mayor que la que implica la coma pero menor que aquella que establece el punto. Se concibe que tal definición –así estandarizada en decenas de textos de gramática– dejaría al escribiente en decidirse entre la coma y el punto y coma o entre este y el punto.

La función del punto y coma es separar unidades básicas textuales. La primera palabra que sigue al punto y coma debe escribirse siempre con minúscula. Aun así, entre algunos de sus usos se hallan:

a) Para separar los elementos de algunas construcciones en expresiones complejas con comas o que tienen una mayor longitud: Se formaron dos grupos: uno, se dirigió a la cueva; el otro, tomó rumbo al río.

b) Cuando el último elemento va precedido por una conjunción, delante de ella admite también la coma: Arriba colocó las novelas; en el medio, las biografías, y abajo, los diccionarios.

c) Para separar oraciones sintácticamente independientes pero muy relacionadas: Era necesario llegar cuanto antes; la conferencia comenzará en breve.

d) Para separar los apartados cuando están incluidos dentro del párrafo: En español los usos del gerundio expresan: a) simultaneidad; b) anterioridad; c) posterioridad inmediata; d) función adverbial.

e) Ante las conjunciones o locuciones conjuntivas pero, mas, sin embargo, aunque, por tanto, en fin…, cuando las oraciones vinculadas tienen cierta longitud. En este caso también se puede optar por el punto y seguido: Las pruebas de ingreso se realizaron todo el mes; pero los resultados no se darán a conocer hasta dentro de quince días.

f) Si los bloques no son muy largos, se prefiere la coma: Hará frío, aunque por la noche.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar