All for Joomla The Word of Web Design

El español llega a América

2202-CONTINENTE.jpg

Con la colonización española en América iniciada en el siglo XVI se fue «imponiendo» como medio de comunicación la lengua de los conquistadores, extendiéndose que fue desde California hasta del Tierra del Fuego.

La Corona de Castilla exploró, conquistó y pobló enormes territorios en el norte, centro y sur del continente americano. En poco más de un siglo, desde Santo Domingo y más tarde en Cuba, se iniciaron grandes expediciones a tierra firme que exploraron y cartografiaron, antesala de la colonización de grandes territorios.

En esta amplia zona se encuentran unos 400 millones de personas –representados por 19 países– que tienen el español como lengua nacional, lo que constituye cerca del 90 % del total de sus hablantes en el mundo. México, por ejemplo, relevante nación hispanohablante, dispone hoy de una población que se mueve alrededor de 123 982 500, más que en el país colonizante, con unos 47 007 367, de manera que en el vecino país los hablantes de español suman más, sin que desde luego obviemos su mayor extensión.

Los viajes de los peninsulares a América irían transmitiendo a los reyes los nuevos escenarios, y el sorpresivo encuentro con aquellos pobladores de rasgos diferentes y emisores de sonidos completamente ininteligibles. Se ha dicho con gran ingenio que los españoles «tropezaron» con América, no que la descubrieron.

El léxico que se ha resguardado hasta hoy y el recogido por los cronistas y demás documentos pertenecía a la familia arahuaca, nombre genérico dado a varios pueblos indígenas que se encontraban asentados en las Antillas y la región circuncaribe a la llegada de los españoles en el siglo XV. Del total de indoamericanismos en el español hablado en Cuba, aproximadamente el 78 % corresponde a voces de procedencia arauaca.

Es natural que obligados por la comunicación dentro de la «convivencia» entre los europeos y los pobladores originarios de estas tierras afloraran denominaciones representativas del medio circundante, como abey / bajareque / cazabe /dagame / enagua / guáimaro / huracán / iguana / jaba / lebisa / majá / nigua / ocuje / pitirre / quibey / sabana / tabaco / ubí / yagruma, entre muchos, que fueron poco a poco sumándose al léxico de la lengua española.

Se dice que el primer término propio de toda esta cultura autóctona que se añade al español es la palabra canoa, que incluye Colón el 26 de octubre de 1492 en su Diario de navegación: «Dijeron los indios que llevaba que había dellas á Cuba andadura de día y medio con sus almadias, que son navetas de un madero adonde no llevan vela. Estas son las canoas».

Desde esas rústicas embarcaciones seguiremos navegando por las intimidades del español con el fin de reconocer expresiones ancladas en nuestras aguas y que han ido enriqueciendo siempre la lengua con la que todos pensamos y hablamos.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar