All for Joomla The Word of Web Design

Hablemos correctamente: acentuación de palabras compuestas

Elio Delgado Legón.jpg

La Habana, 21 nov (ACN) Las palabras compuestas se someten a las reglas habituales de acentuación ortográfica, con independencia de cómo se acentúen por separado las voces simples que constituyen el compuesto.
Por ejemplo: décimo se acentúa, sin embargo decimosegundo no se acentúa porque es una palabra llana terminada en vocal.
Según indica la Ortografía de la lengua española, las palabras compuestas pierden el acento de todos los elementos tónicos, menos el último. Así el adjetivo décimo lleva acento, pero decimoprimero, decimosegundo, etc no lo llevan por ser palabras llanas terminadas en vocal.
Por otra parte, el monosílabo dos no se acentúa, sin embargo veintidós sí, por ser una palabra aguda terminada en s.
Este mismo criterio se aplica a las palabras con prefijos u otros elementos compositivos. Por ejemplo: el prefijo súper se acentúa; sin embargo, superluna no se acentúa por ser palabra llana terminada en vocal y superproducción se acentúa en la última sílaba por ser una palabra aguda.
Siguiendo con el tema de la acentuación, los adverbios terminados en mente constituyen una excepción de la regla general de acentuación de las palabras compuestas.
Estos adverbios poseen dos acentos fónicos, uno en el adjetivo y otro en el elemento compositivo mente. Por lo tanto el adverbio conserva, si la había la tilde del adjetivo que lo forma. Por ejemplo: cortésmente, pero soberanamente.
Los demostrativos este, ese, aquel, con sus femeninos y plurales, no deben llevar tilde cuando funcionan como adjetivos. Sí pueden llevar tilde cuando funcionan como pronombres, pero esta tilde solo es obligatoria cuando existe riesgo de anfibología o posibilidad de confusión entre el uso adjetivo y el pronominal, riesgo que se produce únicamente en casos excepcionales.
Las formas neutras esto, eso y aquello, que son únicamente pronombres, se escriben siempre sin tilde.
El uso de la mayúscula no exime de la obligatoriedad de la tilde si esta viene exigida por las reglas generales de la acentuación. Por lo tanto debemos escribir África, Úbeda, PARÍS, siempre con tilde.
Los monosílabos no deben llevar tilde salvo en los casos de tilde diacrítica, que es la que permite diferenciar palabras que se escriben del mismo modo pero que pertenecen a categorías gramaticales diferentes. Ejemplo: de-dé, el-él, mas-más, mi-mí, se-sé, si-sí, te-té, tu-tú.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar