All for Joomla The Word of Web Design

Hablemos correctamente: sobre el uso de las preposiciones

Elio Delgado Legón.jpg

La Habana, 26 sep (ACN) Muchas veces hemos insistido en la importancia del estudio de las preposiciones, pues su uso incorrecto, o su ausencia cuando es necesaria, puede cambiar completamente el sentido de lo que se expresa.
Un ejemplo del cambio de sentido por la ausencia de una preposición necesaria lo tenemos en el primer párrafo de la Declaración del Gobierno revolucionario, publicada el miércoles 18 de abril, que decía lo siguiente:
“En Colombia, Cartagena de Indias, quedó demostrado que hay un abismo creciente entre "Nuestra América" martiana y "el Norte revuelto y brutal que nos desprecia". Allí se produjo una rebelión de la América Latina y el Caribe contra la imposición de "un gobierno y medio", que ejercía un veto imperial a los párrafos del proyecto de Declaración Final de la llamada Cumbre de las Américas que reclamaban el cese del bloqueo y la exclusión de Cuba de los eventos hemisféricos.”
Además de que comienza mal, pues debió decir: En Cartagena de Indias, Colombia… pues Cartagena está en Colombia y no al revés, en las últimas líneas del párrafo dice que Estados Unidos ejercía el veto imperial a los párrafos del proyecto… que reclamaban el cese del bloqueo y la exclusión de Cuba de los eventos hemisféricos.
Redactado así, el verbo “reclamaban” tiene dos complementos directos unidos por una conjunción: el cese del bloqueo y la exclusión de Cuba de los eventos…
Falta en ese texto una preposición DE antes de la exclusión de Cuba. Así quedaría claro que los párrafos reclamaban el cese de dos cosas: del bloqueo y DE la exclusión de Cuba.
Una aclaración del idioma: El sustantivo enemigo significa que tiene mala voluntad a otro y le desea o hace mal. Ahora bien también puede tener función de adjetivo y como tal tener el grado superlativo, pero este no es enemiguísimo, como muchos creen, sino inimicisimo y también enemicísimo.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar