All for Joomla The Word of Web Design
01
Abril Miércoles

José Martí, el más universal de los cubanos, el revolucionario, poeta, educador, periodista, hombre de grandes ideas que aun en estos tiempos señalan caminos, fue también un hombre de ciencias.

El envejecimiento poblacional, como uno de los principales fenómenos estadísticos que enfrenta Cuba, ha sido estudiado y atendido por la voluntad política del Estado desde el triunfo de la Revolución en enero de 1959, articulando esfuerzos, programas y proyectos que garantizan una acertada calidad de vida para quienes alcanzan la tercera edad.

Transcurre la segunda semana de 2020 y en toda Cuba no baja la marea de indignación por el agravio perpetrado el pasado primero de enero contra la figura de José Martí, por individuos que arrojaron sangre de cerdo sobre algunos bustos del Apóstol.

El Centro de Servicios Audiológicos de Guantánamo, con un colectivo de alta calidad profesional y humana, es el primero y único de su tipo en esta provincia cubana, donde rectorea los programas nacionales de detección precoz de la hipoacusia, implante coclear, atención a las personas sordociegas y el tratamiento de la discapacidad auditiva en los ancianos, esto último como parte del Programa Integral de Atención al Adulto Mayor.

Ser padre entraña sin dudas una responsabilidad con esa nueva personita que traemos al mundo. Educarla, alimentarla, cuidarla, en definitiva, criar esa linda criatura hasta que alcance su adultez, guiarla luego y hacer de ella un humano digno de la sociedad en que vive, o capaz de construir esa en que queremos que viva.

El 10 de enero de 1934 una noticia de último minuto divulgó el decreto final del llamado Gobierno de los 100 días presidido por Ramón Grau San Martín, con el influyente accionar de su ministro de Gobernación, Antonio Guiteras Holmes, un revolucionario cabal y audaz.

Siempre fui su hijo Chinito y ella una gran madre para mí, asegura el cubano Jorge Luis Hung Torres cuando habla de la heroína Celia Sánchez Manduley, quien no tuvo descendencia propia pero desde pequeña despuntó como protectora y amante de los niños.

La Caravana de la Libertad casi recorrió enteramente el país, desde la indómita Santiago de Cuba hasta La Habana, adonde llegó triunfal el ocho de enero de 1959, encabezada por el Comandante en Jefe del Ejército Rebelde Fidel Castro Ruz, líder indiscutible de la Revolución cuyo triunfo se proclamó pocos días antes, en la capital oriental.

Caía la tarde del cinco de enero de 1959 y el parque central Serafín Sánchez, de la ciudad de Sancti Spíritus, ya resultaba pequeño para albergar a la multitud que se aglomeraba allí y en calles aledañas.

Desde el inicio de la Guerra de los Diez Años en 1868, el entonces Capitán General el General Blas Villate de la Hera, Conde de Balmaceda, concibe como estrategia para sofocar la insurrección la construcción de una trocha militar desde el puerto de Júcaro, en la costa sur hasta el poblado de Morón, en la costa norte de Puerto Príncipe.

El 3 de enero de 1961 fue una jornada muy tensa para los diplomáticos estadounidenses en La Habana, quienes ejecutaron la evacuación de la embajada tras el anuncio de Estados Unidos del rompimiento de relaciones con Cuba.

Tierra de gente revolucionaria e incondicional a la obra edificada desde el primero de enero de 1959, pero también abierta a los retos y transformaciones  que demanda el futuro de Cuba, el serrano municipio de Bartolomé Masó marcha a la vanguardia entre sus similares de la oriental provincia de Granma.

Más artículos...