All for Joomla The Word of Web Design

La fundación de la sección cubana de la Liga Antimperialista de las Américas (Laic), el 14 de julio de 1925 por Julio Antonio Mella, no solo pone de relieve la personalidad descollante del joven líder comunista, sino también la profundidad y avance del movimiento revolucionario en auge en el país, que más allá de acciones rebeldes daba importancia a la preparación política e ideológica, y a la unidad de los cubanos.

Decirse Pilongo en Santa Clara va más allá de su origen religioso, es reconocerse nativo de la central urbe cubana, presumir de la historia y cultura que atesora en su aniversario 331, el próximo día 15, pleno de leyendas, patriotismo y una batalla positiva en la lucha contra la COVID-19, pandemia mundial.

La fundación de la sección cubana de la Liga Antimperialista de las Américas (Laic), el 14 de julio de 1925 por Julio Antonio Mella, no solo pone de relieve la personalidad descollante del joven líder comunista, sino también la profundidad y avance del movimiento revolucionario en auge en el país, que más allá de acciones rebeldes daba importancia a la preparación política e ideológica, y a la unidad de los cubanos.

El General español Arsenio Martínez Campos tuvo que arrastrarse por el fango de la Sabana de Peralejo el 13 de julio de 1895, para no caer prisionero de las fuerzas del Lugarteniente General Antonio Maceo que en ese lugar, cerca de la ciudad de Bayamo, lograron una de sus más importantes victorias de toda la Guerra Necesaria.

Siempre se ha ponderado con justeza la condición de Madre de todos los cubanos de Mariana Grajales Cuello, progenitora de los Maceo que ganó un sitio honorable en la historia de la Patria por haber gestado una prole heroica, de singular protagonismo en las luchas del siglo XIX por la independencia de la nación.

En momentos en que el mundo sigue sufriendo los embates de una pandemia que por ahora no muestra signos de parar, la humanidad tiene la esperanza de que más temprano que tarde aparezca la vacuna contra la COVID-19, pero a la espera de esa noticia cuidarse resulta esencial.

Único de su tipo en Cuba, el Instituto de Investigaciones de Viandas Tropicales (Inivit), deviene centro prioritario para el desarrollo agrícola del país, por su incansable búsqueda de nuevas variedades de cultivos que, entre otras características nutricionales y de rendimiento, posean uno de los rasgos más necesarios hoy: la resistencia a plagas.

Era el jueves siete de julio de 1955 y al aeropuerto de La Habana arribaban grupos de turistas bulliciosos que se agolpaban en sus salones, donde contrastaban con un joven alto y fuerte, vestido con traje oscuro junto a algunos familiares, quienes no manifestaban el entusiasmo de una alegre despedida.

Un acuerdo comercial existía entre Cuba y Estados Unidos desde 1934, el cual establecía la compra de una cuota de azúcar a la Isla, lo que tuvo su incidencia en la consolidación del monocultivo de la caña, la dependencia al mercado estadounidense, y aceleró al mismo tiempo la penetración del capital yanqui.

ace 30 años, por iniciativa de Fidel Castro y Luiz Inácio Lula da Silva, y a partir de la convocatoria del Partido de los Trabajadores de Brasil, se realizó en São Paulo, entre el 2 y el 4 de julio, el Encuentro de partidos y movimientos políticos de América Latina y el Caribe, rebautizado un año después como Foro de São Paulo.

Al municipio de Martí, ubicado en la cubana provincia de Matanzas, se le reconoce por sus fértiles tierras de vital importancia para el sector agroproductivo, pero de igual modo se le asocia con los efectos del cambio climático y eventos meteorológicos extremos.

Después de una larga cuarentena en casa por una pandemia mundial y con la entrada a la segunda fase pos-COVID-19, las calles de Santa Clara comienzan a reanimarse en jornadas cercanas a la celebración de su cumpleaños 331, el próximo día 15, muchas de esas vías plenas de historias y curiosidades.

Con más de 30 años de labor en la Empresa Cárnica de la oriental provincia de Granma, Noel Hernández Perdomo se define a sí mismo como un cubano luchador y guajiro de procedencia humilde, en quien no hace mella el trabajo.

A 105 años del natalicio de Juan Manuel Márquez –Santa Fe, La Habana, tres de julio de 1915-, vuelve a la palestra el recuerdo y el agradecimiento al excepcional luchador y segundo al mando de la expedición arribada a Cuba en el yate Granma, cobardemente asesinado tras su captura en la Sierra Maestra, a pocos del días del desembarco.

Más artículos...