All for Joomla The Word of Web Design


Por los sitios intrincados y montañosos de la provincia de Santiago de Cuba se mueven historias y testimonios de la gesta revolucionaria antes de 1959, unos son de protagonistas y otros repetidos como tradición pero vividos por los más añosos, familiares o amigos

Mientras observa la plantación de tabaco que comienza a crecer, los ojos claros de Walfrido González Enrique -o mejor Fillo Torumbo, como lo conoce toda Santa Lucía, en la provincia de Sancti Spíritus, y hasta en las Islas Canarias- penetran cada palmo de esa tierra donde su familia ha protagonizado una larga historia.

He visto muchas celebraciones, desde las realizadas por el nacimiento de un bebé, los 15 de la “princesa” de casa, un enlace amoroso, o el cumple de cada año, pero nunca había asistido a una fiesta por la jubilación de una persona, rodeada de amigos y colegas con quienes laboró durante décadas.

En medio de la emergencia mundial por la COVID-19, el bloqueo de EE.UU. a Cuba profundiza la crisis económica y acentúa la condición de vulnerabilidad de madres solteras con niños como yo, reconoció la pinera Yuneisi Peña Peña.

Sergio Jesús Alonso Martín quería estudiar medicina. De hecho comenzó esa carrera en La Habana, pero, ante un llamado del Comandante en Jefe Fidel Castro en febrero de 1959, por la falta maestros para terminar el curso escolar, no lo dudó y se incorporó al grupo de jóvenes que asumieron la tarea.

Para la gran mayoría de los nacidos en Cuba el béisbol constituye más que un deporte o pasatiempo pues la emoción de vivir sus jugadas despierta pasiones capaces de desarrollar rivalidades, cambiar estados de ánimo o estrechar lazos de amistad perdurables por años.

El santiaguero Prisciliano La O Pérez, más conocido por “Priki”, no puede vivir lejos del mar.
Su padre se mudó en 1920 a El Cayo, como es conocido popularmente el islote ubicado próximo al canal de entrada de la bahía, nombrado Smith hasta antes del triunfo de la Revolución y después de 1959 Cayo Granma.

Hace poco estuve una semana ausente por enfermedad de uno de mis hijos y cuando regresé los niños me abrazaban y decían que extrañaban, tanto amor me hizo llorar, ese es el mayor premio por 29 años dedicados a la primera infancia.

David es un hombre sencillo, aparentemente de pocas palabras y andares despistados. Para quienes no lo conocen parecería casi inimaginable saber que detrás de esas ocurrencias casi estrepitantes que a veces le caracterizan, se esconde una historia de heroicidad y compromiso eterno con la Revolución.

Nadie dijo que luchar por la Revolución ni los ideales que la misma defendía en otros países sería fácil y así aconteció en la isla de Granada, en la que estuve como asesor de logística de una misión internacionalista para ayudar al desarrollo de esa nación, confiesa Orlando Silvano Matamoros López, residente en la ciudad de Matanzas.

La humildad en persona constituye el mejor calificativo para definir una vida de entrega total a la Revolución como la de Antonio Samuel Matos Díaz, quien tuvo el privilegio de ser escogido como ejecutor de la roca eterna que atesora, desde el 4 de diciembre de 2016, las cenizas del Comandante en Jefe Fidel Castro en el cementerio patrimonial Santa Ifigenia, de Santiago de Cuba

Desde que el 26 de octubre en la noche el reparto Raúl Sánchez entrara en cuarentena debido al aumento del número de casos confirmados de COVID- 19, Yusimy García Castellano supo que no debía quedarse tranquila en casa y desde ese momento alternó sus responsabilidades en la emisora provincial Radio Guamá con las de voluntaria en esa zona.

Ante los niños debemos ser ejemplo y Osmany Mejías Pérez lo sabe. Por esa razón, en su afán de llegar puntual, se despoja de la camisa de mangas largas, el pantalón verde olivo y las botas de goma que le acompañan, desde las cinco de la mañana, entre corrales y el surco; incorpora otro vestuario y, en bicicleta, parte hacia la escuelita primaria donde los pequeños le llaman el maestro de inglés.

No lo toma por razones de salud, pero ni la embestida de las hormigas o las largas y duras jornadas han logrado quitarle a la cubana Idalmis Vicet Calderín la voluntad de trabajar en los campos de café, donde- además de ganar el sustento- satisface su deseo de ser útil a la sociedad.

Más artículos...