Atletismo cubano se lució en Panamericanos Júnior de Cali 2021

1206-atletismo.jpg

Con una sobresaliente actuación resumida en 18 medallas, incluidas nueve de oro, el atletismo cubano se lució en los I Juegos Panamericanos Júnior de Cali 2021, Colombia, concluidos este domingo 5 de diciembre.

En esa cita multideportiva continental para jóvenes, los especialistas del campo y pista de la nación caribeña acabaron en el segundo puesto por países (9-6-3), muy cerca de Brasil (10-12-8) y por delante de Ecuador (9-2-2), que cerró el trío de vanguardia en el deporte rey.

Para los campeones de Cuba y otras naciones, los motivos de celebración se multiplicaron porque, además, clasificaron a los Juegos Panamericanos (absolutos) de Santiago de Chile 2023.

Por eso dentro de dos años ellos estarán entre los protagonistas de lo mejor en la esfera deportiva del continente, como muestra de que son el presente y el futuro de una disciplina con muchos admiradores en el mundo.

Regresando a lo sucedido en Cali, para la Isla y su atletismo ese certamen será sin dudas un muy lindo recuerdo, con muchas actuaciones destacadas y atletas que brillaron con luz propia.

Lea aquí:

En ese grupo, por supuesto, hay que mencionar a los ganadores de las preseas doradas, algunos de ellos rompiendo su marca personal, lo que da más mérito a su desempeño.

Las discóbola Silinda Morales fue la encargada de abrir la senda dorada de la mayor de las Antillas, en una prueba en la que su compañera Melany Matheus se agenció el metal de plata.

Ambas atletas cumplieron los pronósticos e hicieron el 1-2 en el lanzamiento del disco, con destaque para Morales, dueña del bronce mundial sub 20 hace tres años, que logró registro de 59.13 metros (m).

Después llegarían los triunfos de la ochocentista cubana Daily Cooper y el saltador de longitud Maikel Vidal, este último con marca personal de 7.97 m, superando en tres centímetros su cota de por vida.

Igualmente harían sonar las notas del Himno Nacional Greisys Roble, con su victoria en la final de los 110 m con vallas; y Yoao Puentes, vencedor en los 400 m con vallas.

En el caso de Puentes cronometró 50.91 segundos (seg) para llegar primero a la meta y celebrar de manera doble porque hizo su registro más destacado, bajando por primera vez de los 51 seg.

Y si de emociones se trata, Marys Adela Patterson aportó una gran dosis con su fenomenal cierre en la agotadora prueba del heptatlón, en la que sumó cinco mil 663 puntos.

Patterson llegó a la última competencia de esa modalidad ubicada en el segundo lugar, pero quería el título y sacó el extra de las campeonas en los 800 m planos, en el que marcó tiempo de 2:23.73 minutos para sumar 774 unidades que le permitieron conquistar la corona.

Asimismo, Leyanis Pérez demostró en el triple salto para damas que está “fuera de liga”, al dominar con 14.39 m, aunque tuvo otras marcas de 14.12, 14.22, 14.23 m y 14.34 m, con las que igual hubiera ganado.

Ya en el cierre del deporte rey, el sábado 4 de diciembre, Yaritza de la Caridad Martínez, en el lanzamiento del martillo, y el triplista Andy Hechavarría le pusieron la “guinda al pastel” con sus títulos.

En cuanto a la martillista Martínez, medallista mundial juvenil en las categorías sub 18 y sub 20, festejó su éxito con registro personal de 67.47 m, mejorando su anterior tope de 65.73 m.

Así, de manera resumida, puede apreciarse que el atletismo cubano cumplió con creces en los I Juegos Panamericanos Júnior, aunque siempre quedarán insatisfacciones, como por ejemplo que los velocistas tuvieron otra vez discretas actuaciones, pero las razones para celebrar son mayores, que nadie lo dude.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar