Rubén Brito: el fan que acompaña siempre al team Cuba (+Fotos)

Rubén Brito: el fan que acompaña siempre al team Cuba

Cae la tarde en el estadio Hiram Bithorn, en San Juan, Puerto Rico, Cuba enfrenta a Panamá en el primer juego del Clásico Mundial de Béisbol 2006.

Por encima del banco de tercera base un aficionado no cabe dentro de sí mismo, aplaude y grita como si la victoria antillana dependiese de ello, incluso saluda a Yoandy Garlobo después de su hit decisivo en el inning 11, “la gente de Jovellanos”, grita, y este le devuelve una pícara sonrisa.

Rubén Brito vivió un idilio con el béisbol desde muy pequeño, en su natal Unión de Reyes jugó a los “pitenes” de pelota “a la mano” aunque francamente era bastante malo, según él mismo confiesa, y no fue hasta visitar el estadio Victoria de Girón, sede de los Cocodrilos de Matanzas, que quedó completamente enamorado del deporte de bolas y strikes.

Recuerdo con especial satisfacción la victoria de Henequeneros en 1990, cursaba por ese entonces la secundaria en la escuela al campo y la locura del momento marcó un antes y un después en mi vida de fanático, rememora hoy el cubano radicado en el extranjero, de 44 años de edad.

A los 23, cuando tomé la decisión de trasladarme a los Estados Unidos, ya era un habitual en las gradas del Victoria de Girón, recuerdo inclusive que al final éramos unos pocos los que acudíamos a apoyar a Matanzas, uno de los equipos sotaneros del momento, prosigue.

Brito confiesa que desde que llegó a EE.UU. buscó la manera de seguir la Serie Nacional de Béisbol (SNB) a través de un radio que alcanzaba la señal de la emisora nacional Radio Rebelde, porque por ese entonces no existían las facilidades propias de Internet.

0-24-ruben-brito-2.jpg

Ya en el 2006, un poco más aclimatado, tuve oportunidad de asistir a mi primer evento internacional para apoyar a Cuba, certamen del cual guardo gratos recuerdos como las victorias sensacionales ante Panamá, Puerto Rico y Venezuela, que finalmente redundarían en la más excelsa actuación de la pelota nacional en la historia, considera.

A Rubén se le puede ver lo mismo en Clásicos Mundiales y Series del Caribe que en el preolímpico de béisbol en la Florida, donde por varios días lució con orgullo la bandera tricolor, un símbolo que lo acompaña en las gradas en cualquier escenario que se presente.

Pese al descenso cualitativo en la calidad de la pelota en la Isla y en los resultados de los últimos tiempos a Cuba se le respeta en cualquier parte del mundo, y un campeonato sin la mayor de las Antillas nunca es lo mismo, reconoce el fiel seguidor.

Sobre las causas del bajón en el nivel de las selecciones nacionales el conocedor cree que mucho tienen que ver el éxodo de jugadores hacia ligas foráneas y la repercusión de la compleja situación económica en la nación caribeña, aunque para ello tiene una solución.

Me gustaría que se convocara a peloteros nacidos en Cuba que se desempeñan en ligas sin vínculo con la Mayor League Baseball (MLB), eso ayudaría a subir el nivel de calidad de la selección, hacerla más competitiva y aspirar a resultados mejores, sentencia.

Le puede interesar: Cobertura especial de los Juegos Olímpicos Tokio 2020

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar