Palacio de Guasch: una parada obligada para quienes visitan la ciudad de Pinar del Río

 

Palacio de Guasch: una parada obligada para quienes visitan la ciudad de Pinar del Río

Casi a la entrada a la ciudad de Pinar del Río por la Autopista Nacional, el esplendor de un llamativo palacete hace detener la marcha y olvidar las prisas del visitante, que suele quedar deslumbrado ante la edificación, de marcado estilo ecléctico, en la cual convergen en perfecta armonía columnas al estilo egipcio, un pórtico hindú, una ojiva árabe y un capitel dórico.

Así es el llamado palacio de Guasch, el sueño hecho realidad de un joven médico, el doctor Francisco Guasch Ferrer (ginecólogo pinareño), quien lo levantó con la ayuda de dos albañiles, entre los años 1909 y 1914, y volcó en esa acción toda su creatividad artística, como digno regalo a su esposa.

De ahí que el viajero quede subyugado ante la majestuosa obra, en cuya fachada se pueden apreciar dragones, hipocampos y variadas figuras que se entremezclan y alcanzan un sorprendente atractivo.

Considerado Monumento Local, el Palacio fue la primera construcción que utilizó en Cuba el hormigón armado, mientras para muchos constituye la edificación más rara del país por “la armonía de su desorden” y otros la clasifican como el primer exponente del eclecticismo en la isla, de acuerdo con documentos.

En 1977, el edificio pasó a manos del Estado cubano, gracias a la donación realizada por el doctor Francisco Álvarez, -nieto del mencionado científico- y el ocho de marzo de 1979 se inauguró allí el Museo de Historia Natural Tranquilino Sandalio de Noda, un genio precursor de las ciencias en el occidente cubano.

Palacio de Guasch: una parada obligada para quienes visitan la ciudad de Pinar del Río

Lea más: Palacio de Guasch, 105 años de eclecticismo

 

Originalmente contó con ocho salas expositivas, las cuales seguían un orden filogenético y exponían lo más representativo de la fauna cubana, además de un patio que acoge a animales prehistóricos representados a escala natural.

Hoy el Palacio cuenta con una sala transitoria; dos exposiciones permanentes que toman en cuenta los intereses del público; un área para la foto-naturaleza y el salón principal, con ejemplos de los resultados científicos de la provincia.

Restaurado recientemente, allí estuvo expuesta una muestra de madera perteneciente a la Caoba gigante de Pico Chico, en la Cordillera de los Órganos, en la provincia de Pinar del Río, extinta hace algunos años, la cual alcanzó fama por medir más de 20 metros (m) de alto, 6,6 m de circunferencia y a la cual se atribuyó la existencia de cientos de años, además de otras curiosidades como fragmentos del meteorito que impactó en Viñales hace algún tiempo.Palacio de Guasch: una parada obligada para quienes visitan la ciudad de Pinar del Río

Sitio muy querido por la belleza de su arquitectura y por toda la riqueza atesorada en su Museo de Ciencias Naturales, es orgullo de los pinareños y de esos lugares que constituyen una perenne motivación para regresar a su encuentro.

Palacio de Guasch: una parada obligada para quienes visitan la ciudad de Pinar del Río

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar