La Severo Sarduy, una librería donde el tiempo se detiene (+ Fotos)

Biblioteca Severo Sarduy

Concebida como un homenaje a uno de los más brillantes narradores cubanos contemporáneos, el escritor camagüeyano Severo Sarduy, la biblioteca que lleva su nombre es una de las más recientes inauguradas por el Centro Provincial del Libro y la Literatura (CPLL), y a pesar de las afectaciones por la COVID-19 no detiene su accionar.

Quien transite por la populosa Avenida de La Libertad, en la ciudad cabecera agramontina, puede detener el paso, tal vez por lo curioso de su ubicación, pues antes allí coexistieron varias entidades, y finalmente, el 24 de julio de 2020 se concretó el anhelo de ocupar el espacio con una instalación de ese tipo.


Aunque actualmente sus puertas permanecen cerradas como una de las medidas adoptadas contra la propagación del SARS-CoV-2, los títulos que hoy resguarda la institución están a disposición del público mediante una de las iniciativas desarrolladas por el CPLL, ya bien mediante ventas o préstamos.

Lea más:


Yunielkis Naranjo Guerra, director del CPLL, explicó a la ACN que los clientes a través de los teléfonos 32-292390, 32-292187, 32-293740 y 59954885 pueden solicitar el texto de su preferencia, no solo los de la “Severo”, sino de otros centros afines situados en esa urbe, lo cual se concreta a domicilio gratuitamente por servicio de mensajería, una efectiva forma de mantener en activo la comercialización de cada uno de esos centros.

1205-biblioteca-Severo-Sarduy2.jpg

Además, una variante muy acertada en momentos de aislamiento para poder ocupar en casa de manera más aconsejable el tiempo que, lamentablemente, se alarga con el confinamiento.


Aunque Severo Sarduy desarrolló prácticamente toda su carrera en el exterior, siempre llevó a su terruño natal muy presente, y de esa manera lo expresó en múltiples ocasiones a amistades mediante cartas, algunas conservadas actualmente en archivos del territorio.


Ese creador lugareño tuvo una prolífica obra tanto en ensayo, como en poesía y novela, de las cuales destacan Gestos, en 1963, De donde son los cantantes, en 1967, Cobra, en 1972, entre otras.

Además, tuvo participación en varias exposiciones colectivas de artes plásticas en el extranjero, muestras precisas de su talento y versatilidad, valores que lo acompañaron hasta su muerte, el 8 de junio de 1993, en París, ciudad donde residía desde 1960.

La librería Severo Sarduy resalta por una esmerada estética y notable confort que atraen a quien desde afuera observe.

Cuando sus puertas están abiertas al público, el mobiliario siempre está reluciente, destaca la atención cortés y oportuna de su colectivo, y cientos de títulos están cuidadosamente dispuestos en las estanterías.


Todos esos son elementos que hacen parecer al visitante que el tiempo no transcurre ahí, según aseguró la camagüeyana Lilianés Morales, quien elogió lo acogedor del área y la calidad de los servicios brindados.


Como soy vecina de este entorno, yo conocía del lugar cuando fue comedor obrero y almacén de libros de la Universidad, y de veras ahora nada tiene que ver con los precedentes, pues posee una imagen refrescante, invita a pasar, a leer, a participar de sus iniciativas, comentó.

Además, enfatizó en sus deseos de que todo retorne a la normalidad para volver a la librería como una opción cultural más, comentó.
Sus horarios habituales abarcaban toda la semana, pues de lunes a sábado las puertas permanecían abiertas desde las nueve de la mañana hasta las cinco de la tarde, y los domingos iniciaban a esa misma hora y culminaban luego del mediodía.

1205-biblioteca-Severo-Sarduy3.jpg

Naranjo Guerra comentó a la ACN acerca de cuan arduas fueron ahí las labores de reparación y acondicionamiento a cargo de una brigada de cuentapropistas.

Sin embargo, destacó cuan orgullosos y satisfechos con el resultado final están los trabajadores y directivos del CPLL.
Por ese motivo todos estamos ansiosos de regresar a los tiempos donde podíamos aquí reunirnos, sin que una situación epidemiológica como la actual fuese una amenaza tan peligrosa, agregó la propia fuente.

Días y noches enteras las dedicamos a moldear cada detalle de la ambientación, la selección de los libros, la decoración, logramos una buena simbiosis entre todos, pues el público local, y todo visitante bien merece lo mejor, más aún si es la literatura la protagonista, aseveró.

Refirió asimismo cuan gratificante resultó la instalación de salas de lectura y un café literario, espacios donde han sido múltiples las actividades desarrolladas desde su apertura, principalmente las descargas de trovadores como acompañamiento musical a presentaciones especiales libros.

También en esa institución durante la fase de normalidad se realizan conversatorios sobre temas variados, con la presencia de investigadores, escritores y creadores del arte y la cultura.

Sin dudas, en sitios como ese, el libro adquiere una dimensión diferente, pues deviene bien superior a la mera transacción comercial, ya que se convierte en agente dinamizador cultural de la comunidad, un primer paso para integrarse plenamente en la dinámica de la oriental ciudad.

1205-biblioteca-Severo-Sarduy4.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar