Lecciones de vida en lucha contra la COVID-19 (+Fotos)

Valiosas experiencias y lecciones de actitud ante la vida acumulan profesionales sanitarios, personal de apoyo y pacientes del primer centro de aislamiento para casos de COVID-19 en la oriental provincia de Granma, a más de un año de la entrada de la pandemia a Cuba.

Inicialmente en zona roja y ahora como director de la institución sita en la villa Cautillo, a unos 12 kilómetros de la ciudad de Bayamo, el doctor Orlando López Aguilar narra entre los mayores retos la responsabilidad de manejar situaciones extremas ocasionadas por la ansiedad o desesperación de un enfermo.

El trabajo es fuerte, exige gran seriedad, perspicacia y capacidad para prever, y a veces supone hasta no dormir, porque de ti dependen el funcionamiento del lugar y las vidas de todos, subrayó.

En tiempos difíciles como estos hay que asumir el riesgo y dar el paso al frente para ayudar a los necesitados y cumplir con la Revolución, afirmó el camillero José Ángel Rodríguez Morales, quien integra el equipo prácticamente desde la primera jornada.

Escoba en mano y con una sonrisa estampada en sus ojos, el joven Luis Miguel Guzmán Roblejo confirmó similar filosofía, y sin adornar palabras sólo habló de servir a la población y tirar pa´lante.

0-05-lecciones-de-vida-luis-miguel-guzman-roblejo.jpg

Estrenándose en el combate directo contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, la Licenciada en Enfermería, Yordannis Martínez Mendoza, declaró que la decisión de enfrentar el peligro se toma el mismo día de la graduación.

Vinimos aquí a brindar nuestros servicios, no para incomodar a los pacientes, por ello resulta fundamental desterrar el miedo y tener siempre un trato afable.

0-05-lecciones-de-vida-yordannis-martinez-mendoza.jpg

Ellos están padeciendo una enfermedad desconocida, sienten mucho temor, soledad, y si además los vamos a mirar como a alguien que nos puede infectar… ¡Imagínese usted!
Entonces nada de eso, hay que atenderlos normalmente, tocar sin temor, pues para evitar contagios disponemos de los protocolos y medios de protección y desinfección establecidos, remarcó.

Es súper gratificante tenerlos a todos constantemente pendientes del estado de salud y las necesidades de uno, aseguró Sacha Catasús Méndez, residente en Bayamo.

0-05-lecciones-de-vida-paciente-sacha-catasus-mendez.jpg

Satisfecho y agradecido de los cuidados en pos de su total recuperación, alertó que aún subsisten indisciplinas y baja percepción del riesgo en la población.

Muchos no tenemos real noción del peligro que representa la COVID-19, yo mismo la veía como algo lejano, que nunca iba a llegar a mí.

Otra batalla contra la carga y el daño psicológico

Al tratarse de pacientes positivos de bajo riesgo, generalmente asintomáticos o con manifestaciones leves de la enfermedad, prevalece sobre todo el impacto psicológico, refirió el doctor Rubén Yoan Román Wilson, joven profesional que ya acumula un año de trabajo en centros de aislamiento.

Asume el enfrentamiento a la mortal pandemia como cualquier otra tarea, donde lo principal es no dejarse dominar por el miedo, más allá de esa necesaria dosis que te mantiene siempre alerta.

Interrogado sobre experiencias fuertes, de inmediato rememoró el difícil manejo de los niños, a quienes mucho afecta el aislamiento, así como casos de madres separadas de sus hijos o personas muy ancianas, algunas de las cuales ni siquiera podían valerse por sí solas.

Cuando uno escoge la carrera de Medicina sabe que estará expuesto a múltiples enfermedades, conocidas o nuevas, y debe prepararse psicológicamente para enfrentar cualquier situación. Mas no niego que al principio sentí temor, expresó la doctora Yasenia Torres Martínez.

0-05-lecciones-de-vida-doctora-yasenia-torres-martinez.jpg

Por primera vez en la zona roja de villa Cautillo, como varios de sus compañeros, se refirió a las fuertes jornadas de 24 horas, en las cuales no puedes bajar la guardia en ningún momento y tienes que trabajar con los trajes y todo el equipamiento de protección.

Jovial, dado a relacionarse y siempre dispuesto a ayudar, el bisoño de 22 años de edad Alberto Blanco Ferrer aderezó la responsabilidad de pantrista con su filosofía de alegrar al prójimo, sin importar circunstancia o lugar.

0-05-lecciones-de-vida-alberto-blanco-ferrer.jpg

Estar solo en un centro de aislamiento, sin poder ver a tu familia ni a nadie… es muy difícil, por eso yo voy con la jarana y la broma, para que la gente se relaje, acotó.

Di el paso adelante, ¡qué hacer si no! Al principio parece duro, pero después te adaptas, le coges el ritmo y resulta más fácil, aseveró con un gesto confirmatorio de cuánto pueden salvar, también, el trato afable, la solidaridad y una buena actitud ante la vida.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar