De cumpleaños emblemático hotel de Santa Clara

Hotel Santa Clara

Singular por su altura y diseño en medio de la arquitectura ecléctica que le rodea, el hotel Santa Clara Libre cumple 67 años el próximo jueves 22, testigo de importantes momentos de la historia local y nacional, imagen emblemática de la ciudad del centro de Cuba.

En la década del 50 de la última centuria, un rico propietario decidió realizar una instalación hotelera de 11 niveles, el más alto de Cuba fuera de la capital, pero encontró una manifiesta negativa de la comisión de urbanismo del ayuntamiento pues el proyecto, de líneas modernas, rompía con la armonía del contexto.

Lea también:

A 62 años del origen de un edificio emblemático

Al final, el poder económico del empresario fue más fuerte que quienes se oponían a la construcción de la obra y se levantó en un lugar de preferencia el Gran Hotel, con elementos distintivos como el cristal para los ventanales, las puertas y el lobby, además del hormigón armado y acero en su estructura.

La apertura del hotel fue todo un acontecimiento, utilizado, otrora, además de hospedaje, como asiento de oficinas de los más diversos negocios y una emisora de radio.

Hotel Santa Clara


Goza el establecimiento de una ubicación privilegiada en el mismo centro del corazón de la ciudad, frente al parque Leoncio Vidal, principal plaza citadina que le permite, aún en la actualidad, competir en el interés de los viajeros interesados por la cultura e historia locales.

La fachada del hotel aún guarda huellas de balas, bien conservadas en el tiempo, que ratifican el protagonismo del edificio como uno de los escenarios de la batalla de Santa Clara, en diciembre de 1958, en el combate entre fuerzas del tirano Fulgencio Batista y huestes del Ejército Rebelde, comandadas por Ernesto Che Guevara.

Destaca la permanencia del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en la habitación 414, el 15 de marzo de 1959, espacio que se guarda con celo, cual dormitorio con valor histórico y donde reza una tarja que señala tal estancia.


El seis de enero del propio 1959, a pocos días del triunfo y en su recorrido por Cuba, en la Caravana de la Libertad hubo una primera visita del líder de la Revolución cubana al hotel, donde simbólicamente se registró como el huésped 10 mil 035 e inscribió a la Sierra Maestra como lugar de procedencia.


Importantes personalidades de las artes, la ciencia y la política han sido huéspedes de este maravilloso hotel, entre ellos Lola Flores, Pedrito Rico y Los Chavales de España, el Ballet Nacional de Cuba con su prima ballerina assoluta Alicia Alonso; Bola de Nieve y Rodrigo Prats.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar