All for Joomla The Word of Web Design

Que sigan cantando los Pioneros Exploradores (+ Fotos)

pioneros exploradores

Este año se cumplen 44 años de la creación del Movimiento de Exploradores de laOrganización de Pioneros José Martí (OPJM) y nadie mejor para rememorarlo que Rolando Mosquera Cáceres, incansable creador de amantes de la naturaleza.

A propósito del CD Cantan los Pioneros Exploradores (EGREM), y del aniversario 60 de la OPJM este domingo 4 de abril, la ACN conversó en exclusiva con el antiguo guía de pioneros y promotor incuestionable del Movimiento que tantas satisfacciones ha brindado a los niños y adolescentes desde hace más de ocho lustros.

0404-pioneros-exploradores2.jpg

Comencé como guía de pioneros en 1963. Yo trabajaba en una fábrica, y en 1972 pasé a trabajar directamente en la OPJM. En 1977, cuando se crean los diversos movimientos, se me pide crear uno vinculado con el campismo, y lo bauticé como Pioneros Exploradores, comentó el veterano Mosquera, a sus 82 años.

Lea también:


“Yo me inspiro en los héroes y mártires. Cuando yo trabajaba en la dirección nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), la entonces Presidenta de la OPJM, Miriam Yanet Martín, me exhortó a hacer un disco con mis creaciones inspiradas en los tiempos donde estuve consagrado a los pioneros exploradores”.

Vinculado a Juan Ávila Rodríguez, director del coro Infanto-Juvenil D’ecenitos, Mosquera se dio a la tarea de montar algunos de los números que durante años habían quedado en una idea de su incansable accionar revolucionario.

El director de la EGREM, Mario Escalona, así como la musicóloga y productora, Élsida González, los secundaron, y poco a poco se fue construyendo una producción discográfica memorable en la que contribuyó igualmente la UJC.

Por primera vez, un puñado de canciones que hablan de las maravillas del monte cubano, los pioneros y su vínculo con Fidel, Vilma Espín, Celia Sánchez, Camilo Cienfuegos, quedaban registradas en un fonograma producido musicalmente por Rigoberto Otaño Laffitte.

Sin embargo, Mosquera concretaba más que todo una ambición llena de musas y de compromisos. La vida que conoció antes de 1959 no le era grata; por el contrario, su pobre familia de Lawton no podía brindarle mayor confort que el amor.

Hijo de una negra mantuana y de un descendiente de gallego que vendía billetes de lotería en la esquina de Toyo, el niño -fanático de la pelota- faltaba a veces a la escuela para irse a practicar. Eso lo llevó a repetir el cuarto grado dos veces. “A la tercera pude aprobar gracias a un profesor que se interesó en ayudarme y me enseñó”.


En la secundaria básica las cosas se tornaron difíciles. Había que traer dinero a casa, y estudiar se convertía en un lujo incosteable. Muy temprano, a los 13 años, tuvo que ponerse a trabajar como peón de albañil, ayudante de carpintería, pintor de brocha gorda, y mucho patio que tuvo que chapear también.

Mosquera estuvo cerca de Camilo Cienfuegos. No solo estudiaron en la misma escuela y vivían a solo tres cuadras, sino que, además, logró entrar en el equipo de béisbol Los Barbudos, una vez incorporado al Ejército Rebelde. Allí presenció aquella anécdota que describe perfectamente en una de las canciones del disco: “Con su traje y su mascota, en el equipo Barbudo, aclaró todo murmullo, ¡contra Fidel ni a la pelota!”


El combatiente-pelotero-explorador-compositor nunca olvidará aquel 19 de julio de 1981, cuando en una celebración del Día de los Niños, Fidel vio por primera vez el accionar de los pioneros exploradores.

0404-pioneros-exploradores3.jpg


“Cuando él vio que uno de los pequeños, con los ojos vendados, podía recoger la hamaca, la mochila, la cantimplora, y ponerse los zapatos antes de incorporarse y decir: ¡Listo!, quedó asombrado. Luego me mandó a buscar, antes de su habitual discurso, y tocándome el pecho con su dedo índice me dijo: eso tienes que enseñárselo a mucha gente”.

Comenzaba a consolidarse el Movimiento de Pioneros Exploradores, con campamentos en toda la geografía nacional, y el desarrollo de un sinnúmero de habilidades en contacto con la naturaleza que no buscaban una preparación combativa, sino un mayor amor por lo natural y fortaleza física en el infante.

Sirvan sus canciones para el volumen Cantan los Pioneros Exploradores, para testimoniar un momento de la historia que permanece vigente, aunque ahora no se puede sondear el campo por razones de seguridad sanitaria a causa de la pandemia de la Covid-19.

Pidiendo que no se pierda esa colosal obra que vinculó a la máxima dirigencia con los sueños de cientos de miles de infantes en su relación con el entorno, concluí la amena charla con Rolando Mosquera Cáceres.

“Que sigan cantando, y amando a la Revolución. Y que crezcan sanos y preparados para la vida. Ese era el afán perenne de Fidel, como de cualquier guía pioneril, de un padre, y de la Patria”, dijo finalmente el aficionado a la pelota que consagró su vida a un propósito humanista, y por supuesto, musical.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar