All for Joomla The Word of Web Design

¿Cómo aprovechar al máximo las minindustrias?

0318-minindustria.jpg

Las minindustrias se crearon en el país como una solución rápida y funcional para aprovechar al máximo los picos de cosechas, y a la vez garantizar que en los meses no habituales se pudiera contar con pulpas, puré y otras producciones de frutas y vegetales.

Con ellas se garantizan, además, entregas en pequeña escala que apoyan a la gran industria y funcionan en aquellos lugares adonde esta no puede llegar, lo que permite tener una mayor  ganancia económica.

A medida que han pasado los años este programa se ha consolidado y ya hay 325 minindustrias destinadas al procesamiento industrial de alimentos y bebidas, aunque ahora la estrategia está encaminada a reforzar las ya existentes y continuar creando otras en diversas zonas, pero a un ritmo más desacelerado.

Las minindustrias que funcionan hoy podrían procesar más de 314 mil toneladas anuales para el consumo humano; sin embargo, solo se explotan las capacidades productivas en un 60 por ciento por la inestabilidad en las materias primas, y estas se utilizan en un 50 por ciento por falta de envases de todo tipo, limitando por tanto la disponibilidad de alimentos.

Envases: deficiencias y alternativas

Alexander González Herrera, jefe del Departamento Independiente de Industrias del Ministerio de Agricultura (Minag), explicó a la Agencia Cubana de Noticias que ante la falta de envases se ha procurado que se utilicen no solo los de hojalata, pues resultan los más difíciles de adquirir.

La demanda para el presente año es de 55 millones de envases de hojalata de diferentes tipos, pero las entidades del Grupo Empresarial de la Industria Sideromecánica solo pudieron comprometerse en fabricar ocho millones, señala un informe del Minag.

Ante esta situación como soluciones alternativas se ha incentivado el uso de las botellas para las pulpas, el puré y los líquidos y del nylon para algunos sólidos; el empleo de estos envases ha sido aprobado y certificado por el Instituto de Investigaciones de la Industria Alimentaria y el de Higiene de los Alimentos, destacó González Herrera.

Aunque las botellas son una solución factible, las chapas para cerrarlas en su mayoría han sido importadas hasta el momento; no obstante, desde la industria nacional ya se han comenzado a fabricar con vistas a hacer frente a la demanda.

También trabajadores por cuenta propia hoy están desarrollando modelos de chapas y otros cierres para las botellas de ron mediante materiales plásticos y de metal, agregó.

Materias primas: producir para procesar

Ante la realidad de que los rendimientos en los cultivos han disminuido en los últimos años, y que cada vez es más difícil contar con todos los recursos en aras de mejores cosechas, la estrategia que se persigue es que los campesinos produzcan cierta cantidad de alimentos que les permita destinar una parte a lo que se requiere procesar.

Por ejemplo, los productores asociados en cooperativas deben garantizar que, como apoyo a la producción local, el 20 por ciento de la cosecha se consuma en bruto y un 80 por ciento sea procesada para mayor conservación, refirió González Herrera.

El programa de creación de minindustrias se ha enfocado en los últimos años en montar nuevos centros con menores capacidades de producción, los cuales, adecuados a las características de cada lugar, pueden tener una capacidad de 300 kilogramos por hora (kg/h), 500 kg/h o una tonelada
por hora.

Con vistas a mejorar y aumentar los niveles productivos se chequea la contratación entre  suministradores de materias primas y las minindustrias y la disponibilidad de tierras ociosas cercanas a las capacidades de procesamiento industrial, destaca el informe.

Pero aunque la estabilidad en las materias primas y los envases son dos pilares fundamentales, existen otros factores que inciden en el deficiente funcionamiento de varias instalaciones.

Partes y piezas: medidas para soluciones más locales

Algunas minindustrias con varios años de explotación exhiben máquinas precisadas de mantenimiento o piezas de las que el país no dispone, por lo que se frena la producción.

Tanto productores como directivos de distintos programas coinciden en la necesidad de contar con un mercado de partes piezas, agregados y equipamientos para que se puedan desarrollar mejor estas alternativas.

González Herrera resaltó que una de las soluciones en la que se ha pensado es introducir esos renglones en la red de tiendas del Grupo Empresarial Logístico del Minag (Gelma), que hoy comercializa en Moneda Libremente Convertible.

Otro factor que influye en la estabilidad y calidad de las producciones apunta a la disponibilidad de preservantes (ácido cítrico, benzoato de sodio o pectina), los cuales actualmente solo se han garantizado para la gran industria, pero en cantidades mínimas, pues es netamente de importación, subraya el informe.

Las minindustrias no son un ente aislado, las empresas a las que pertenecen tienen la responsabilidad de garantizarles los preservantes, y buscar alternativas para su importación a partir de las nuevas oportunidades que se les han brindado, manifestó el directivo.

Resulta también hoy un impedimento que muy pocas minindustrias cuentan con sistemas de refrigeración, y son precisos para poder tener pulpa con calidad. Ello será posible en la medida en que se cree el mercado en el país y los campesinos y empresas tengan acceso a mayor infraestructura, óptima en los momentos en que se haya acabado la campaña, explicó.

La política a seguir para el desarrollo de las minindustrias contempla como acciones generales propiciar los encadenamientos productivos con las grandes industrias, la actualización periódica en el registro del Sistema de la Agricultura, fortalecer los vínculos con los centros científicos y de investigación, cumplir con las buenas prácticas de producción, y el empleo de tecnologías eficientes y limpias, así como el uso racional de los recursos.

Los Ministerios de la Agricultura, de la Industria Alimentaria y de Industria tienen claras las deficiencias y las soluciones que se precisan para que el programa despegue y dé mayores frutos, y en ello se trabaja.

Lea aquí: Marcan pauta en la producción de alimentos minindustrias de Ciego de Ávila

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar